Budiño califica de "irresponsabilidad política" los mensajes "alarmantes" del PP respecto a las medidas adoptadas por la Mesa de la Sequía

José Ramón Budiño, teniente de alcalde de Presidencia, Interior y Cultura. (Foto: Nicolás García)

Las reservas totales de agua de los embalses abulenses han caído en dos puntos porcentuales respecto a la semana pasada

Siguen bajando las reservas de agua correspondientes a los embalses de la ciudad. El consumo de agua y la falta de precipitaciones ha provocado que de una semana hasta el día de hoy hayan caído en dos puntos porcentuales, según datos  del Ayuntamiento de Ávila que cifra en 3.666.271 los metros cúbicos totales disponibles.

 

El teniente de alcalde de Presidencia, Interior y Cultura, José Ramón Budiño, ha reconocido que actualmente se está captando agua procedente del embalse de Serones y la puesta en marcha de los bombeos del Soto, aunque existe preocupación en el Consistorio abulense por la sequía, por lo que no descarta implementar una batería de medidas a corto plazo “si se agravase la situación”.  

 

Budiño ha reconocido que esos planes pasan por un estudio geofísico tanto de El Soto como del Valle Amblés para conocer realmente la masa de agua que se pueden encontrar en estos espacios, comunicar al resto de Administraciones Públicas la situación de emergencia que atravesamos y un seguimiento de comunidades de vecinos donde hay constancia de que hacen un uso excesivo de agua que excede de la media”, ha reconocido.

 

Cabe recordar que las cifras totales a día de hoy en el embalse de Becerril son de 372.400 metros cúbicos, que porcentualmente es el 27,5% de la capacidad total. Por su parte Serones tiene actualmente  2.416.871 metros cúbicos, el 43, 2% y Fuentes Claras 877.000 metros cúbicos, el 95,3% de su capacidad total.

 

También ha mostrado su incredulidad ante las acusaciones del PP hacia el equipo de Gobierno municipal en las que reprocha su actuación ante las medidas acordadas la semana pasada en la Mesa de la Sequía. Los populares achacaban esta semana al Ayuntamiento su modo de actuar en cuanto a las restricciones de riego en la capital, y se quejaban de que en algunos jardines de titularidad municipal se estaban aplicando estas medidas y en otras zonas verdes no.

 

A este respecto José Ramón Budiño ha afirmado que en la Mesa de la Sequía “estaban todos los portavoces de otros grupos municipales, los técnicos del Ayuntamiento de Ávila, los técnicos de la empresa adjudicataria, por lo que de manera generalizada se aprobaron y se dieron el visto bueno a las medidas que los técnicos propusieron”.

 

Por lo que ha calificado de “irresponsabilidad pública, política y una falta de lealtad institucional que una vez que se acuerda en esa mesa una serie de medidas, que se adopten luego otras comunicaciones de manera pública, que solo hacen alertar a la sociedad en base a noticias que no se ajustan a las medidas que realmente se tomaron”, denuncia.