Borracho, realizando adelantamientos temerarios a velocidad excesiva y con los auriculares puestos

Agentes de la Guardia Civil detuvieron este martes una furgoneta en la A-6 por conducción temeraria. Su conductor, que llevaba puestos unos auriculares, arrojó un resultado altamente positivo en la prueba de alcoholemia.

Un conductor ha sido sancionado este martes por la Guardia Civil de Ávila por conducir bajo los efectos del alcohol, a velocidad superior a la permitida, realizando adelantamientos temerarios y todo ello llevando puestos unos auriculares.

 

Así lo han comunicado desde el instituto armado, que ha informado de que una patrulla del Subsector de Tráfico dio el alto en el punto kilométrico 11 de la A-6 a una furgoneta que circulaba a una velocidad superior a la permitida realizando sucesivos desplazamientos laterales sin hacer uso de los indicadores de dirección.

 

Tras parar al vehículo en un lugar que no suponía peligro alguno para el resto de usuarios de la vía, los agentes se percataron de que además de lo descrito, el conductor llevaba puestos unos auriculares conectados a un reproductor de sonido.

 

Por todos estos motivos sometieron al individuo a la correspondiente prueba de detección alcohólica mediante aire espirado, dando un resultado de 0,64 Mg/l en la primera prueba y en la segunda de 0,61 Mg/l., es decir, un resultado positivo.

 

Además de la inmovilización del vehículo, se han instruido al conductor diligencias policiales en calidad de investigado, por un supuesto delito contra la seguridad vial, que han sido remitidas al Juzgado de Instrucción número uno de Arévalo.