Banca española se tambalea y limita la recuperación de la zona Euro
Cyl dots mini

Banca española se tambalea y limita la recuperación de la zona Euro

Banca española se tambalea y limita la recuperación de la zona Euro.

Los ingresos de la banca nacional cayeron por cerca de 7,6%

Desde la aparición del coronavirus, pocas industrias se han visto tan afectadas como la banca. Dependiente de las solicitudes de financiamiento, las inversiones y el desempeño económico general, la industria ha encontrado barreras en todos los “frentes”, mermando significativamente su generación de ingresos durante la pandemia.

 

Aunque buena parte de la banca europea ya está mejorando su situación, lo cierto es que algunos países estarían quedando rezagados, registrando no solo ingresos menores que el de sus vecinos, sino también mostrando una inestabilidad capaz de limitar la recuperación regional. España sería uno de estos países.

 

De las bancas más afectadas

Así lo informó el más reciente informe de la firma Oliver Wyman, donde afirman que los ingresos de la banca nacional cayeron por cerca de 7,6%, el retorno del capital por 9,5% y los activos ponderados por riesgo por 4,7%. Sería así uno de los peores desempeños en toda la región para el año 2020.

 

Por su parte, la banca española incrementó sus provisiones (fondo de emergencia para cubrir posibles pérdidas) en más de 11%, ubicándolas casi 10% por encima de la media europea. Si bien el reporte explica que el incremento fue común durante el primer año y medio de pandemia, las cifras españolas estarían muy por encima de las de la región.

 

Baja demanda y desplome del crédito

En conjunto con esto, estaríamos atravesando una caída en la solicitud de créditos al consumo debido a un mayor ahorro por parte de los españoles y al incremento en las exigencias de las entidades bancarias. La caída en las solicitudes podría alcanzar hasta 8% mensual.

 

El endurecimiento de las solicitudes se dio inicialmente con el objetivo de proteger a la banca de los morosos, sin embargo, la situación actual parecería demostrar que el endurecimiento fue mucho más fuerte que el interés de los españoles por recibir financiamiento, lo que se tradujo en los niveles de caída que estaríamos presenciando.

 

Esto ha llevado a que muchos acudan a entidades especialistas en préstamos como Finbino, diseñadas para dar a conocer gran parte de la oferta de financiamiento disponible en el país, organizando por entidades y tipos de préstamos para ayudar a que los solicitantes cuenten con la mayor información posible al momento de elegir la opción que mejor se adapte a ellos.

 

Si bien se espera que las solicitudes vuelvan a incrementar en los próximos meses, primero será necesario un replanteamiento de las condiciones para otorgar financiamiento.

 

Peligro de impago

En conjunto con lo previamente descrito, también se estima que la morosidad tanto de pymes como autónomos podría sufrir un incremento considerable en los próximos meses, por lo que las entidades bancarias y el gobierno estarían poniendo en marcha distintos planes para que esta situación no genere un mayor desequilibrio en la industria.

 

El riesgo, alertado desde distintas entidades especializadas en la materia, vendría a consecuencia del fin de los programas de ayuda estatales que habrían sido impulsores del pago oportuno de los préstamos solicitados por los empresarios. Aunque oficialmente el riesgo de impago sería del 5,5%, se estima que el incremento de inversiones (en respuesta al exceso de liquidez) genere un impago aún mayor.

 

Para que la economía europea se recupere de forma generalizada es necesario que todos los países que la componen sean capaces de estabilizarse, mostrando no solo cifras positivas sino también previsiones atractivas de cara a los meses por venir. España está en deuda en ese aspecto, por lo que será necesario realizar esfuerzos importantes para contrarrestar la situación.