Baja el desempleo en Ávila a un ritmo ligeramente inferior que en Castilla y León y en España, y con diferentes repercusiones sectoriales

La evolución del paro durante el mes de mayo en la provincia de Ávila desciende en 335 personas (-2,5%), una bajada porcentualmente algo inferior a la registrada en Castilla y León (-3,38%) y España (-3,13%). Los datos registrados merecen a priori tres observaciones por parte de CONFAE:

  • Por un lado, hay que hablar del factor coyuntural o estacional, que afecta principalmente al sector servicios, donde se ha registrado el mayor descenso (137 parados menos).

 

  • En segundo lugar, es una buena noticia que se vea más movimiento, también desde el punto de vista laboral, en el sector de la construcción, que ha propiciado 90 empleos en mayo.

 

 

  • Por último, y en el otro lado de la balanza, está la industria, sector en el que solo se han generado 28 puestos de trabajo, vinculados seguramente a fluctuaciones de producción que tienen que ver con la cartera de pedidos. Esto pone de manifiesto la debilidad de una actividad, la industrial, que en otras provincias de nuestra autonomía, las más potentes, es precisamente una fortaleza.

 

Este último punto es un argumento más para presentar y defender ante la Administración Regional ese Plan de Dinamización Industrial que estamos ultimando en las mesas de diálogo social y que la Junta de Castilla y León no puede ignorar, puesto que nuestra provincia reúne todas las condiciones exigibles para que se invierta en su reindustrialización.

 

En cuanto a las afiliaciones, los datos son igualmente positivos, con un incremento del 0,65 por ciento (en Castilla y León se llega al 0,7 por ciento), lo que pone de relieve una vez más la enorme incidencia que el autónomo, a través de la fórmula del autoempleo, tiene en la economía.