Avilagro afronta su primer año de vida con el respaldo de 45 asociados

Gemma Martín e Isabel López Resina, en la reunión de Avilagro celebrada este viernes. (Foto: Edgar Palomo)

La institución nombra una nueva junta directiva para cuatro años con el objetivo de unir a las empresas agroalimentarias en sus estrategias de mercado

En la mañana de hoy se ha constituido la primer asamblea de socios de Avilagro, una institución pionera y vertebradora de las industrias alimentarias de la provincia abulense y que ya cuenta con 45 asociados en su primer año de existencia. Un recorrido corto pero muy fructífero, ya que según sus datos han conseguido doblar los datos de facturación con los que partía como asociación, consiguiendo más socios y de un peso específico en la provincia abulense, en la que se acaban de unir empresas de la talla de Ornua y Mars.

 

Entre los hítos que ha conseguido Avilagro en estos 365 días de vida está la creación de un estudio agroalimentario de la provincia que pudieron consolidar el mes pasado para poder pintar las líneas estratégicas a adoptar en los siguientes años. “Queremos preparar un plan trianual para aterrizar esas estrategias que nos han marcado este estudio”, admite la presidenta de Avilagro, Isabel López Resina.

 

Avilagro ha constituido de este modo una nueva junta directiva para dar estabilidad a sus proyectos durante los próximos cuatro años, para que a partir de ahí pueda comenzar con las acciones que tiene pendientes. “Tenemos pintados diez puntos de acción para los próximos meses que van a girar en torno a ejes de internacionalización, para que las empresas que quieran optar a ese mercado puedan tener un coach y salir a vender fuera”, afirma Resina.

 

La presidenta apuesta por seguir ofreciendo formación para profesionalizar el sector, “ya que uno de los problemas que tenemos es de competitividad por el pequeño tamaño de nuestras empresas y tenemos que buscar la escala”, sugiere. También por apoyarse en las cooperativas de la provincia, “porque tenemos un proyecto para compartir conocimiento y que más gente pueda sumarse a las mismas, para que el sector primerio empiece a pesar más. “El mundo está cambiando, nos enfrentamos a una serie de retos y vamos a ir de manera conjunta con una serie de herramientas de gestión que podemos compartir, porque si no lo tenemos muy complicado”, finaliza.

 

Un encuentro en el que ha estado presente la Directora General de la Cadena  Alimentaria, Gemma Marcos Martín que ha alabado la labor de Avilagro para dar visibilidad y unión a las distintas empresas agroalimentarias de Ávila, “que producen mucha calidad pero que debido a su pequeño tamaño a veces no llegan a abrir ese mercado o les falta esa formación imprescindible que a través de estas asociaciones se llega a conseguir”, señala.

 

Gemma Martín cree que este nuevo puesto que estrena, de nueva creación, nace “para dar amparo a los diferentes eslabones de la cadena alimentaria”. A los productores que son los más débiles”, pero también a la “producción y la distribución, mediante la búsqueda de los instrumentos para que esta cadena de valor sea el correcto y no existan las desigualdades y malas prácticas en la contratación agraria que actualmente está más presente”.