Ávila vivió el pasado jueves su jornada más calurosa desde el 2003 en el mes de marzo

Foto: Europa Press

El fin de semana ha comenzado con tiempo estable y soleado y temperaturas aún más altas de lo normal "en todas las zonas", aunque la inestabilidad empezará a aumentar por la llegada de una perturbación en altura que dejará precipitaciones y tormentas en el norte peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

 

Así, la inestabilidad "se generalizará" el domingo y se producirán precipitaciones ocasionalmente tormentas en la mitad norte de la Península y las precipitaciones podrán ser fuertes o persistentes en el área cantábrica.

 

Según ha explicado el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, hoy sábado entrará inestabilidad por el noroeste y el domingo afectará al norte y al este, donde seguirán y se intensificarán de lunes a miércoles. Por el contrario, en el oeste de Castilla-La Mancha, Extremadura y oeste de Andalucía será donde menos probabilidad de precipitación se espere.

 

Además, caerán nevadas en cotas relativamente bajas en torno a unos 1.000 metros en el norte y las temperaturas descenderán de manera "muy importante" de modo que se recuperarán los valores propios de estas fechas. Mientras, los vientos soplarán de componente norte con "régimen intenso".

 

Además, ha adelantado que se producirá un cambio "acusado" de las temperaturas, que será brusco el sábado en el oeste y el domingo se extenderá a casi todo el interior de la Península. "El descenso térmico acercará los termómetros a los valores normales que pasarán de la primavera al invierno en uno o dos días", ha resumido.

 

El lunes volverán a descender las temperaturas y la caída puede ser notable en el Mediterráneo, después de que la bajada comenzase el sábado por el oeste y llegase al este el lunes. "La normalización de las temperaturas nos hará sentir un cambio brusco", ha insistido.

 

RECORD DE TEMPERATURAS EN MARZO

 

Los valores alcanzados este jueves en distintos puntos del país superaron las máximas diarias para un mes de marzo en distintos observatorios, como Tenerife Sur, que alcanzó 34,2ºC y superó el anterior máximo que era de 34ºC y se produjo hace 30 años, el 2 de marzo de 1987.

 

En Ávila se llegó a 23,5ºC, un dato que no se superaba desde los 22,6ºC del 12 de marzo de 2003, hace 14 años.

Noticias relacionadas