Ávila supera en 12 puntos la media nacional de matriculados en Religión

Clase de religión

De los 18.831 alumnos que hay matriculados en los diferentes centros escolares de Ávila, 14.122 acuden regularmente a las clases de Religión. De ellos 9.424 alumnos están en centros públicos y 4.698 en centros concertados.

Casi 8 de cada 10 estudiantes del territorio que abarca la Diócesis de Ávila están matriculados este curso en la asignatura de Religión y Moral Católica (14.122 alumnos), superando así en 12 puntos la media nacional. Estamos hablando de un porcentaje de matriculados en esta asignatura del 75%, según informan desde el obispado, que detalla que de los 18.831 alumnos que hay matriculados en los diferentes centros escolares de Ávila, 14.122 acuden regularmente a las clases de Religión. De ellos 9.424 alumnos están en centros públicos y 4.698 en centros concertados.

 

Nuestra diócesis se sitúa así bastante por encima de la media del conjunto del país, superándola en 12 puntos. Recientemente la Conferencia Episcopal Española ha publicado los datos estadísticos sobre la matriculación en la asignatura de Religión y Moral Católica durante el presente curso escolar en toda España, ofreciendo un porcentaje global del 63% del alumnado (de un total de 5.689.369 alumnos escolarizados en España, 3.559.076 reciben enseñanza religiosa católica).

 

En palabras de Abilio Blázquez, Vicario General y Delegado episcopal de Enseñanza, “atendiendo a estos datos, merece la pena seguir trabajando para que la enseñanza de la Religión tenga en la Escuela el peso específico que realmente merece. Esta materia es un servicio fundamental que ayuda a la educación integral del hombre".

 

Desde la Diócesis recuerdan que en las clases de Religión no se pregunta al alumno por sus creencias, sino sobre el contenido de la asignatura impartida. El respeto a la libertad de cada alumno es total, "porque la fe es un acto de la libertad de la persona". Además señalan que la clase de Religión "ayuda al alumno a conocer la persona humana, su valor y dignidad. Por eso fomenta la solidaridad, la tolerancia, el respeto, el compromiso, la opción por los más necesitados, la lucha por la justicia".