Ávila se vuelca contra la violencia de género

Lectura del manifiesto contra la violencia de género en el Mercado Chico. / Foto: Antonio S. Sánchez
Ver album

Todos los grupos políticos y estamentos sociales de la ciudad de Ávila han mostrado su condena y su lucha en contra de la violencia contra las mujeres en el día en el que se celebra el Día Internacional Contra la Violencia de Género, a través de varias acciones que arrancaron por la mañana desde las 08,00 horas, cuando se extendió un gran lazo morado en la explanada del lienzo norte de la Muralla, símbolo de la lucha contra esta lacra.

A mediodía, la sociedad abulense, representada por un gran número de personas, jóvenes y mayores, se reunieron en el Mercado Chico para, primeramente, escuchar un manifiesto consensuado por todos y que se encargó de leer el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, y que, posteriormente, se completó con una performance realizada por varios alumnos de institutos abulenses.

 

En el manifiesto, García Nieto afirmó que “como cada 25 de noviembre nos reunimos aquí para mostrar nuestra repulsa a lo que denominamos la lacra social del siglo XXI, nuestro rechazo a la violencia de género” y señaló los casos que se producen a lo largo y ancho del mundo, pero destacó que “hoy nos centraremos en  Nuria, Josefa, Alicia, Emilia, Rosa María,… así hasta 56 nombres de mujeres que han sido asesinadas en España durante este último año a mano de su pareja o ex pareja, y en esas otras víctimas que viven una muerte silenciosa cada día en sus casas; esas mujeres que quizá ni siquiera son conscientes de que están sufriendo esa situación o quizás piensen que la situación no se va a volver a producir porque él cambiará”.

 

Por ellas, apuntó, “estamos aquí, para denunciar y condenar cualquier tipo de violencia que se ejerce sobre la mujer: el maltrato físico, que vemos y duele, el maltratado psicológico que menosprecia y destruye, el maltrato sexual, que cosifica y anula”, y recordó que “también estamos aquí por esos 33  niños y niñas que se han quedado sin madre y que son sin duda víctimas de la violencia machista”.

 

Por todo ello, continuó, “necesitamos seguir promoviendo medidas que fomenten la igualdad entre hombres y mujeres, insistiendo en las campañas de prevención, informando y trabajando desde todos los ámbitos de la sociedad: desde la familia, desde la educación, desde el trabajo, desde los medios de comunicación, desde la política, etc., creando entornos sin violencia, estableciendo mecanismos pacíficos de mediación en la resolución de conflictos, siendo intolerantes con cualquier tipo de violencia”.

 

Y concluyó destacando que “seguimos diciendo que evitar la violencia es tarea de toda la sociedad, de cada una de las personas que formamos  parte de ella,  que debemos actuar,  cada cual en la parcela que nos corresponda” y “un año más queremos que se escuche nuestra voz, en todas partes: Contra la Violencia: tolerancia cero”.

 

Tras esto, comenzó la performance, en la que varios alumnos emparejados fueron representando la vida de una pareja desde el momento en que se conocen, desde el momento en el que todo parece idílico, hasta que las cosas van cambiando y todo se tuerce. Los chicos envolvieron a las mujeres en plásticos haciendo una metáfora de cómo las encerraban sin poder escapar, hasta que terminaron por escupirlas sangre, alegoría de la violencia extrema, terminando tumbadas, muertas, mientras otras escenificaban que lloraban, y la gente tiraban flores sobre ellas.

Noticias relacionadas