Ávila se convierte en la primera ciudad española con wifi gratuito en las paradas de autobús

Desde este miércoles en cinco marquesinas de la red de paradas del transporte urbano, gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento, Tumedio y Wifigo.

Los usuarios del transporte público de Ávila podrán desde este miércoles hacer más amena la espera en las paradas gracias a la implantación de cinco zonas wifi gratuítas en otras tantas marquesinas de la red de paradas de transporte urbano.

 

Se trata de una mejora que la empresa concesionaria de la gestión, conservación, reposición, mantenimiento y explotación de la publicidad de este mobiliario urbano incluyó en su propuesta, que se ha llevado a cabo sin coste para el Ayuntamiento -según ha explicado el teniente de alcalde Rubén Serrano- y que convierte a Ávila en la primera ciudad de España con marquesinas wifi.

 

Estas zonas wifi gratuítas están ya situadas en las paradas de la Plaza de Santa Ana, la Avenida de Santa Cruz de Tenerife entre la clínica Santa Teresa y el Parque de San Antonio, la Avenida Juan Carlos I frente a la Escuela de Policía, la Avenida Juan Pablo II en la Plaza del Descubrimiento y en la Avenida Agustín Rodríguez Sahagún junto al Parque de los Patos, ubicaciones escogidas por los técnicos municipales tras una evaluación de la frecuencia de uso de las paradas.

 

Se trata de redes de acceso abierto, gratuíto y de gran calidad, amparadas por la Comisión Nacional de los Mercados de la Competencia con el ánimo de garantizar la seguridad del acceso a las redes y validas para todo tipo de dispositivos.

 

El servicio se ofrece a través de la colaboración entre las empresas Tumedio y Wifigo. Según ha explicado el responsable de la empresa Wifigo Santiago Moreno, mediante la conexión a la Red Ávila Tumedio, a la que se accede a través de un "portal cautivo" con información de la ciudad.

 

Tras un "logueo" simple, el usuario podrá navegar sin limitación de tiempo ni volumen de descarga en un radio de hasta 80 metros, aunque habrá un control sobre posibles consumos abusivos.

 

Rubén Serrano ha explicado que el objetivo de esta acción es "acercar las nuevas tecnologías a los ciudadanos, que cada vez forman parte en mayor medida de su vida diaria".