Ávila quiere convertirse en la cuna de los profesionales de Turismo de Congresos
Cyl dots mini

Ávila quiere convertirse en la cuna de los profesionales de Turismo de Congresos

Presentación del Diploma de Especialización en Turismo de Congresos, Eventos y Reuniones que se impartirá en la Escuela de Educación y Turismo de Ávila

Para este objetivo desde la Escuela de Educación y Turismo de la USAL en Ávila se ha puesto en marcha el Diploma de Especialización en Turismo de Congresos, Eventos y Reuniones, un curso eminentemente práctico, que comenzará a impartirse en noviembre de este año.

La directora de la Escula de Educación y Turismo de la USAL en Ávila, Sonsoles Sánchez-Reyes, junto al director de este Diploma, Francisco Javier Melgosa, el director de Palacio de Congresos y Exposiciones Lienzo Norte, Gonzalo Súnico, el profesor y “alma mater” del proyecto, Francisco Carpio, y el director del Parador de Ávila, José Menguiano, han dado a conocer esta mañana los detalles del nuevo título que comenzará a impartirse el próximo mes de noviembre, y se prolongará hasta abril o mayo del 2016.

 

Un curso que se ha creado “a demanda de la sociedad”, ha explicado Sonsoles Sánchez-Reyes destinado a titulados en Turismo, en otras carreras relacionadas con esta actividad, y por supuesto a los profesionales del sector.

 

Se trata de un máster “eminentemente práctico”, único en Castilla y León, que será impartido los viernes por la tarde y sábados por la mañana en Ávila y Salamanca, por profesores titulados y profesionales del sector.

 

El número mínimo de plazas es de 15 y el máximo son 40. La preinscripción se puede realizar ya hasta el 21 de septiembre, y el plazo de matrícula se ha establecido del 1 al 30 de octubre.

 

La modalidad presencial tiene un coste de 1.800 euros, con una preinscripción de 200, y 1.600 de matrícula.

 

Un máster que para los asistentes a la presentación es fundamental para el Turismo teniendo en cuenta las últimas cifras, que establecen que en 2014 el gasto del turismo de congresos ascendió a 1.300 millones de euros, y el número de asitentes creció en 8,3 por ciento más que en 2013. Siendo además nuestro país el tercero a nivel mundial en organización de eventos.