Ávila presenta una incidencia superior a la media regional en contagios por COVID-19 entre el personal de SACYL

Hospital Nuestra Señora de Sonsoles de Ávila.

Según un informe elaborado por el sindicato Comisiones Obreras (CCOO).

Desde CCOO Ávila han denunciado denunciamos que los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales del SACYL ya resultaban insuficientes antes de declararse la pandemia: "Cumplían con las ratios mínimos exigidos por la normativa para cubrir expediente, por lo que la crisis los sobrepasó", por lo que desde el sindicato "ya habíamos advertido a la Dirección General de Profesionales de la necesidad de implementar sobre todo el Área Técnica, pero sin resultados".

 

A la vista está, que desde el día 14 de abril no se suministra al Comité de Seguridad y Salud Laboral datos relacionados con los trabajadores contagiados por COVID-19 ni los medios por los que se están realizando los test, ni los criterios a seguir con estos trabajadores.

 

Durante este período de crisis "sólo se nos ha reunido el día 14 de abril con una convocatoria extraordinaria del Comité de Seguridad y Salud del Área de Ávila  y los datos que  nos aportaron fueron: números de test realizados a los trabajadores 664, de ellos 234 positivos, 79 enfermeras, 77 médicos, 33 TCAES, 6 celadores, 9  personal de los servicio administrativos y el resto de otras categorías".

 

"Evidentemente, estos datos están totalmente desfasados a fecha de hoy, pero ante la solicitud de la actualización de datos, nos informan que tienen mucho trabajo. Dichos datos  difieren bastante con los proporcionados por parte de la Junta (que por cierto, han desaparecido de la página de SACYL)", añaden desde CCOO..

 

Personal sanitario

 

Este exceso de trabajo "hace suponer que la formación para los trabajadores en relación al COVID-19 no ha sido la adecuada". Analizando que la tasa de contagio es 14 veces mayor en el personal sanitario que en el resto de la población.

 

Para el sindicato, "intentaron solventar la situación con “cursos rápidos”, colectivos, desoyendo la Ley de Prevención de Riesgos Laborales donde se recoge que “la formación debe ser teórica, práctica y suficiente…” Algunos colectivos ni siquiera tuvieron acceso a ella".

 

Además, "algunos mandos intermedios, los responsables directos de la aplicación de los protocolos, en más ocasiones de las deseadas y según nos reportan los propios trabajadores, no realizan una gestión y organización óptimas en materia de PRL: falta de formación, desconocimiento de procedimientos, dolo o simplemente inobservancia".

 

"Tampoco es entendible que, según las recomendaciones de SACYL de uso de EPIs: “en las zonas de tránsito NO se requiere equipo de protección. Obviando que resulta muy difícil mantener las distancias de seguridad en los Hospitales y Centros de Salud: salas pequeñas, pasillos, ascensores, zonas comunes, vestuarios…", añaden desde CCOO.

 

Por eso, desde el sindicato exigen que en el plan de desescalada se adopten las medidas mínimas y necesarias para que todo el personal del SACYL esté protegido frente a los riesgos del COVID-19, respetando las áreas que se dediquen a zona limpia de COVID-19 con zona sucia, desde la utilización de EPIS, hasta la colocación de mamparas en aquellos servicios donde guardar la distancia aconsejable es muy difícil, así cómo, dando un valor prevalente a la Atención Primaria en esta fase.

Noticias relacionadas