Aumentan los ingresos en las residencias desde que se levantaron las restricciones de acceso a los no dependientes
Cyl dots mini

Aumentan los ingresos en las residencias desde que se levantaron las restricciones de acceso a los no dependientes

Residencias

Las residencias, viviendas tuteladas y centros de personas con discapacidad de la Junta suman 42.016 usuarios, 421 más que el 22 de abril, cuando se suprimieron las restricciones

Los ingresos en los centros residenciales de Castilla y León rondan el medio millar desde que la Junta aprobara en Consejo de Gobierno el pasado 22 de abril el levantamiento de las restricciones de acceso a las personas no dependientes, después de comprobar el elevado volumen de individuos vacunados contra el coronavirus, la eficacia del proceso de inmunización y la reducción casi total de contagios, recoge Ical.

 

La Comunidad cuenta con 1.214 dispositivos entre las casi 700 residencias de mayores, los centros de personas con discapacidad y las viviendas tuteladas que en la actualidad, a fecha del pasado jueves, sumaban un total de 42.016 usuarios frente a los 41.595 contabilizados el 22 de abril. Es decir, 421 más, pese a que en ese periodo se confirmaron 408 personas fallecidas en este tipo de centros por cualquier causa.

 

Es posible ver la evolución de la cifra de personas que viven en las 15 residencias de mayores propias de la Junta, que gestionan a través de la Gerencia regional de Servicios Sociales. El dato de residentes el 22 de abril, fecha en que se levantaron las restricciones de acceso, era de 1.943 y ahora asciende a 1.989. Por lo tanto, son casi medio centenar más.  

 

La consejera de Familia, Isabel Blanco, ya reconoció que "muchas personas y posibles usuarios eran reticentes a entrar, de momento, en una residencia por miedo", por lo que el ritmo de ingresos sería paulatino y lento. De esta manera, los centros pueden tardar varias semanas, e incluso meses, hasta cubrir las plazas vacantes, sobre todo las de grandes dimensiones.  

 

Pese a ser consciente de este temor, la consejera apuntó durante una visita reciente al centro Los Royales de Soria, propiedad de la Junta, que, en la actualidad, estos centros eran muy seguros para los residentes, tras un año "muy difícil", en el que la imagen de ese tipo de instalaciones había quedado afectada.  

 

El incremento viene marcado por la inmunización de las personas mayores que están en las residencias, después de que las vacunas hayan llegado al 97,4 por ciento de los residentes en la Comunidad. El restante 2,5 por ciento se corresponde con los casos de personas que no pudieron ser vacunados por estar enfermas, por criterios médicos, por no encontrarse en el centro en el momento de la inoculación o por que han ingresado recientemente.

 

En cuanto a los trabajadores, la ratio de vacunados se eleva al 89,5 por ciento, después de que un 6,3 por ciento rechazara la administración de las dosis, mientras que el restante 4,2 por ciento  no ha podido recibirlas por criterios clínicos, por encontrarse de baja laboral o porque acababan de incorporarse a su puesto de trabajo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: