Aula Mentor, programa formativo para los próximos cuatro años en El Barco de Ávila
Cyl dots mini

Aula Mentor, programa formativo para los próximos cuatro años en El Barco de Ávila

Aula en El Barco de Ávila.

Dirigido a mejorar las capacidades de las personas adultas, promoviendo la cultura y la participación en el uso eficiente de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

El Ayuntamiento de El Barco de Ávila ha suscrito un convenio con el Ministerio de Educación para desarrollar durante los próximos cuatro años el programa de formación abierta  Aula Mentor, una iniciativa que ayuda a completar la formación o acceder a titulación de formación profesional o certificado de profesionalidad.

 

Para la puesta en marcha de este Aula Mentor, el Ayuntamiento del municipio proporciona  las instalaciones físicas y el equipamiento tecnológico, encargándose de su mantenimiento, así como de la disponibilidad de conexión a Internet. También le corresponde designar a un responsable Aula Mentor, que deberá garantizar la funcionalidad del aula, la asistencia al alumnado en las comunicaciones telemáticas requeridas para la realización de los cursos y la información necesaria en apoyo a los procesos de matriculación.

 

Esta iniciativa constituye una oferta de aprendizaje flexible que permite la adquisición de competencias básicas y, en su caso, las correspondientes titulaciones, a aquellos jóvenes y adultos que abandonaron el sistema educativo sin ninguna titulación, brindándoles la posibilidad de realizar programas de formación y cualificación profesional y de innovación educativa, a la vez que fomenta la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación.

 

La iniciativa Aula Mentor cuenta con una dilatada experiencia que supera los veinticinco años de existencia y está concebida como un mecanismo para acercar a la población, con especial atención a la que reside en el medio rural, de una oferta formativa, cultural y de difusión de las tecnologías de la información y la comunicación.

 

Modelo flexible

 

El modelo es flexible en ritmos de aprendizaje, basado en una atención tutorial personalizada y con materiales desarrollados específicamente para el trabajo a distancia mediante el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

 

Esta iniciativa de formación ha sido reconocida por sus características de educación no formal a distancia como una de las catorce buenas prácticas en el inventario de la Unión Europea.