Así serán los ejercicios de lengua y matemáticas de la reválida de tercero de Primaria

La evaluación, que tendrán que hacer todos los alumnos, será los días 7 y 8 de junio con cuatro pruebas de lengua y matemáticas.

La consejería de Educación ha convocado oficialmente este lunes la evaluación individualizada de tercer curso de Educación Primaria, que se celebrará los días 7 y 8 de junio, en dos sesiones consecutivas con un descanso entre ambas. Esta evaluación, totalmente novedosa, tendrá que ser completada por todo el alumnado del sistema en Castilla y León. Es la conocida como reválida de la LOMCE, que finalmente no tendrá valor académico tras anularse todos los efectos de la 'ley Wert', pero sí afectará a todo los alumnos. La orden se puede consultar en este LINK.

 

Esta evaluación pretende comprobar el grado de adquisición por el alumnado de la competencia en comunicación lingüística en castellano y de la competencia matemática. Es un medio de contraste que complementa la evaluación realizada por el profesorado y facilita la toma de decisiones educativas en relación con el alumnado y la práctica docente.

 

La evaluación de la competencia en comunicación lingüística consta de dos pruebas escritas:

1.º Lengua Castellana I. Comprensión oral y escrita. Escucha de un audio-texto y lectura comprensiva de un texto escrito, con sus correspondientes ítems asociados.

2.º Lengua Castellana II. Expresión escrita. Realización de un dictado, varios ítems sobre el conocimiento de la lengua y composición de un texto escrito.

 

La evaluación de la competencia matemática consta de dos pruebas escritas:

1.º Matemáticas I. Cálculo: números y operaciones. Lectura, escritura y operaciones combinadas con números (suma y resta con llevadas, multiplicación por dos cifras y división por una cifra) y del valor posicional de las cifras.

2.º Matemáticas II. Resolución de problemas. Aplicación de conocimientos y razonamientos matemáticos para la resolución de problemas sencillos relacionados con operaciones, medida o geometría.

 

El resultado de la evaluación final individualizada no tendrá efectos académicos, es decir, no condicionará la promoción o paso del alumnado al curso siguiente. No obstante, para facilitar su interpretación, los resultados se expresarán en los niveles: Insuficiente (IN), Suficiente (SU), Bien (BI), Notable (NT) y Sobresaliente (SB), acompañados de su equivalente numérico, que se incorporarán en el informe entregado a las familias por el tutor o tutora.

 

Los resultados de la evaluación no serán objeto de publicidad a los efectos de establecer comparativas o clasificaciones de centros. En cualquier caso, la publicidad que de los resultados realice un centro se referirá exclusivamente a los obtenidos por dicho centro. Si los resultados de la evaluación fueran desfavorables, el equipo docente deberá establecer planes de refuerzo y mejora de resultados, colectivos o individuales, que permitan solventar las dificultades, en colaboración con las familias y mediante recursos de apoyo educativo.