Así se ha puesto el Rey emérito al día con Hacienda: diez amigos, 'a escote' y sin intereses
Cyl dots mini

Así se ha puesto el Rey emérito al día con Hacienda: diez amigos, 'a escote' y sin intereses

Su Majestad el Rey emérito, Don Juan Carlos de Borbón

Juan Carlos I hizo una lista con decenas de amigos y finalmente diez afrontaron el pago de los 4,4 millones para evitar una posible investigación fiscal. Le han hecho un préstamo que no esperan recuperar.

El rey Juan Carlos I hizo frente a la última regularización fiscal de su patrimonio con la ayuda de amigos que sufragaron los 4,4 millones de euros que tuvo que pagar para evitar la investigación por un delito. En concreto, el rey emérito pidió ayuda a una decena de amigos para pagar a Hacienda y estos respondieron con aportaciones para hacer frente al desembolso. 

 

Según han publicado varios medios, el monarca se puso en contacto con decenas de amigos para pedirles dinero y estos procedieron a prestarle el dinero. La identidad de los benefactores no ha trascendido pero serían de su círculo más cercano. Según publica 'El País', el Rey emérito hizo una lista con 32 personas: los diez que han aportado fondos completaron los trámites a tiempo para pagar. Técnicamente, se decidió hacerlo por la fórmula legal del préstamo y no como donación porque no se pagan impuestos: hasta un 40% en caso de donación, nada con los préstamos, aunque ha habido que hacer contratos y depositarlos. Según el mismo diario, el interés sería 0% y los prestatarios no esperan la devolución.

 

Además, el fiscal ha pedido interrogar al primo del emérito por los pagos encubiertos, ya que según se ha sabido fue Álvaro de Orleans quien le proporcionó fondos para viajes.

 

El rey Juan Carlos ha realizado esta semana una segunda regularización fiscal por rentas no declaradas durante varios ejercicios que suman más de ocho millones de euros de pagos en especie, por los que ha abonado un total de 4.395.901,96 euros incluyendo intereses de demora y recargos ante las autoridades tributarias competentes, según una comunicado remitido por su abogado, Javier Sánchez-Junco.

 

El Letrado añade en su breve nota que la declaración se realiza "sin requerimiento previo de clase alguna" y que la presentación de estas autoliquidaciones complementarias se corresponde con las rentas derivadas de la asunción, por la Fundación Zagatka, de "determinados gastos por viajes y servicios realizados por S.M. de lo que podrían derivar determinadas obligaciones tributarias que han quedado regularizadas".

 

La alusión a la falta de requerimiento previo es importante, ya que el abogado de Juan Carlos Primero se apoya en las denominadas excusas absolutorias que contempla el artículo 305.4 del Código Penal, lo que le permite quedar exento de incurrir en delitos fiscales por este asunto. Según el citado artículo, queda libre de responsabilidad "el que regularice su situación tributaria, en relación con las deudas a que se refiere el apartado primero de este artículo, antes de que se le haya notificado por la Administración tributaria la iniciación de actuaciones de comprobación".

 

El pago a Hacienda deriva del abono de más de 8 millones de euros por parte de la Fundación Zagatka, propiedad de su primo Álvaro de Orleans, con los que se abonaron gastos del rey emérito en los citados viajes, según adelantaron los diarios El Español y El País.