Así está la Castilla y León en 'segunda fase': brotes y zonas básicas de salud con más problemas

Mapa de zonas básicas de salud de Castilla y León a 3 de septiembre.

Castilla y León tiene 199 brotes y los mayores problemas están en Salamanca y Valladolid: la provincia salmantina es la que tiene más brotes y la zona con mayor incidencia.

Castilla y León registra en la actualidad un total de 199 brotes activos en diferentes puntos de la Comunidad con un total de 1.268 casos positivos, además de que se encuentran confinados los municipios segovianos de Cantalejo y Carrascal del Río, mientras que se han aplicado medidas sanitarias restrictivas a las capitales de Valladolid y Salamanca por la incidencia acumulada en los últimos días, algo que corresponde con la situaciòn actual: la mitad de los registrados este día 3 de septiembre son de estas provincias.

 

El resultado es un mapa con gran cantidad de zonas en naranja, el color marcado para las restricciones de diferente nivel.

 

 

 

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha desglosado en su comparecencia ante los medios tras el Consejo de Gobierno de este jueves los datos por provincia. Así, en Ávila hay un total de 21 brotes con 248 pacientes; en Burgos 42 con 210 positivos; en León once con 30 pacientes; en Palencia 26 brotes con 169 pacientes; Salamanca suma 38 con 183 pacientes; Segovia tiene doce con 63 postivos; Soria trece con 88 casos asociados; Valladolid suma 20 con 172 casos vinculados y Zamora 16 con 105 positivos.

 

Casado también ha indicado que la situación epidemiológica en la Comunidad es "estable". En este sentido, ha indicado que la incidencia en Ávila es decreciente, con 134 casos declarados en los últimos siete días; en Burgos la situación es contenida con una ligera subida, con 350 casos en los últimos siete días; León tendencia decreciente con 281 casos; El Bierzo con baja incidencia con 34 casos declarados; Palencia tendencia estable con ligera bajada con 138 casos en los últimos siete días.

 

En Salamanca la tendencia es estable pero se han declarado 505 casos en los últimos siete días. En este puntom, Casado ha recordado que la incidencia media acumulada de Castilla y León en los últimos 14 días era de 21,24 casos por cada 10.000 habitantes, mientras que en la capital charra es de 41,08. "Notablemente superior y con un aumento en la semana claro desde el pasado 24 al 31 de agosto que triplica las tasas anteriores", ha argumentado la consejera.

 

Por su parte, Segovia tiene una tendencia estable con 137 casos en los últimos siete días, al igual que Soria donde los casos declarados son de 83.

 

Valladolid Oeste tienen una tendencia estable donde se han declarado 445 en los últimos siete días, mientras que en Valladolid Este, en ese mismo periodo de tiempo, los positivos acumulados son de 366. "La incidencia acumulada en Valladolid es de 34,01. Notablemente superior y con una tendencia a aumentar un 50 por ciento la tasa a cada semana que va pasando", ha explicado.

 

Por último la tendencia en Zamora es contenida y se han declarado 106 casos en la última semana.

 

Las zonas básicas que se siguen más de cerca en estos momentos, según ha informado Casado son las de Lumbrales (Salamanca) con 31 casos vinculados a una "no fiesta" y una incidencia acumulada de 74,9; Riaza (Segovia) con 35 casos por cada 10.000 habitantes y una incidencia de 58,2 y Valladolid Rural I, con 42 casos y una tasa de 45,32.

Noticias relacionadas