ASAJA insiste en el control poblacional como solución al problema del lobo

Las cifras de ataques y falalecimientos prueban, para la OPA, que las medidas preventivas no son suficientes.

La organización agraria ASAJA, que este lunes estuvo representada en la cumbre sobre el lobo celebrada en Ávila por Donaciano Dujo, presidente regional, y Juan Luis Delgado y Joaquín Antonio Pino, presidentes de Salamanca y Ávila, puso sobre la mesa las cifras de cerca de 2.000 ataques a la ganadería y 4.000 cabezas muertas cada año, números que para la organización "prueban que las medidas preventivas no son eficaces", por lo que la OPA reclama el control de las manadas, que cada vez amplían más su territorio.

 

Para ASAJA, hoy por hoy, sin una caza controlada –para lo que habría que modificar la normativa actual–, “es una quimera pensar que lobo y ganado puedan ser compatible”.

 

El sindicato agrario ha destacado que Humberto Delgado Rosa, director de Capital Natural de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, se ha manifestado receptivo a las demandas del sector, reconociendo el papel ecológico no solo del lobo, sino también de la ganadería de extensivo, puesto que contribuye a la limpieza sostenible del medio natural.

 

Aunque Delgado Rosa ha sostenido que el lobo seguirá estando protegido en Castilla y León, lo que implica que se mantendrán medidas de compensación de daños, desde ASAJA subrayan que ha admitido que en situaciones excepcionales han de buscarse alternativas tanto en la prevención como en el control sostenible de la especie.

Noticias relacionadas