ASAJA exige la reducción de los módulos del IRPF para los regantes de Las Cogotas

Sequía en el campo de la provincia abulense el pasado verano.

La provincia abulense es una de las más afectadas por la sequía de 2019 y sin embargo la Orden publicada por Hacienda no lo refleja así.

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila exige que se tenga en cuenta la situación excepcional de extrema sequía que padeció la provincia abulense en la reducción de módulos para el ejercicio de la Renta de 2019, cuestión que de momento no ha reflejado la Orden de Hacienda publicada en el BOE el pasado día 9 de abril.

 

Durante la campaña agrícola de 2019, la provincia de Ávila sufrió una sequía tan severa como la padecida en el año 2017. En la campaña de la Renta de 2017 se valoró esta situación, de manera que los Índices de Rendimiento Neto aplicables a las actividades agrícolas y ganaderas que tributan por el sistema de módulos se redujeron dos tercios en todos los términos municipales de la provincia de Ávila para intentar paliar las consecuencias de la falta de recursos hídricos en todo el territorio abulense.

 

Pese a que la sequía de 2019 ha producido problemas similares a los sufridos dos años antes, la reducción de módulos aplicables a los cultivos agrícolas para la campaña de la declaración del IRPF que ya ha comenzado se han reducido en menos la mitad, dejado a los agricultores de la provincia en una situación extrema.

 

Además, según denuncian desde el sindicato, hay términos municipales que se enfrentan a un doble problema ya que en la zona del regadío del Río Adaja, abastecida de agua por el embalse de Las Cogotas, tan solo dispusieron de una dotación hídrica de un tercio respecto a la de un año normal. Esto implica que el rendimiento de sus explotaciones se redujera y no así los gastos.

 

Además, el Plan de seguros agrarios no contemplaba ni contempla la sequía como un riesgo asegurable, ni se los ha aplicado una rebaja o condonación del canon y tarifa de riego, por lo que la única medida efectiva que se puede aplicar a estas alturas es la rebaja fiscal de los módulos aplicables a los cultivos.

 

Situación excepcional

 

ASAJA de Ávila ha canalizado a través de ASAJA Nacional y ASAJA de Castilla y León estás justas peticiones, por lo que exigimos que se tenga en cuenta la situación excepcional que padeció en 2019 la provincia de Ávila, situación que  no se puede igualar a la del resto de zonas puesto que los daños fueron mucho mayores. Ante esto, en primer lugar se ha solicitado que la reducción de módulos de los diferentes cultivos de secano se equipare a los establecidos para la campaña de la Renta de 2017 y, en segundo lugar, que se tenga en cuenta la reducción de recursos hídricos que sufrieron los agricultores abulenses del regadío de Las Cogotas en los cultivos de regadío.

 

El sindicato solicita para estos últimos la reducción de los Índices de Rendimiento Neto aplicables a todos los cultivos de regadío en dos tercios respecto a los establecidos en un año normal, reducción idéntica a la que los agricultores tuvieron por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero y que sería de aplicación a los términos municipales de Aldeaseca, Arévalo, Nava de Arévalo, Langa, Villanueva del Aceral, Espinosa de los Caballeros, Gutierre-Muñoz y Orbita.

 

Por último, ASAJA recuerda que en junio de 2019, el propio Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la Confederación Hidrográfica del Duero declaró la “situación excepcional por sequía extraordinaria” del Adaja, sin embargo ahora el Ministerio de Hacienda no tiene en cuenta esta situación y abandona a los agricultores abulenses después de toda la incertidumbre que sufrieron el año pasado y cuyas esperanzas se mantenían en que esta campaña de la renta se adaptara a la situación sufrida el año pasado.