ASAJA defiende la producción ganadera de visones
Cyl dots mini

ASAJA defiende la producción ganadera de visones

Granja de visones. Europa Press

Asaja asegura que las granjas de visones "cuentan con rigurosos controles veterinarios y todas las garantías sanitarias como cualquier otra producción ganadera"

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha lamentado el “oportunismo” de los parlamentarios de la formación política Podemos en las Cortes de Castilla y León, “haciéndose eco de postulados radicales ecologistas que tratan de demonizar a los ganaderos de producción de visones y poner en entredicho el trabajo de control oficial llevado a cabo por los veterinarios”, asegura la formación.

 

ASAJA considera que es “lamentable” contemplar como la formación morada y los ecologistas “tratan de destruir cualquier actividad productiva, en este caso poniendo en entredicho un sector ganadero que, aunque minoritario, supone el trabajo y sustento de las familias que se dedican a esta respetable producción ganadera”.

 

ASAJA manifiesta que el control que tiene la cría y producción de animales en nuestro país es “de primer orden”, y que “sólo desde el desconocimiento total” se puede afirmar que existe “descontrol”. Argumentan que las granjas de producción y reproducción de visones, al igual que el resto de sectores ganaderos, cuentan con licencia para su actividad, código de explotación, se encuentran inscritas en el Registro de Explotaciones Ganaderas y son sometidas a rigurosos controles sanitarios por parte de los servicios veterinarios oficiales, tanto por parte de la comunidad autónoma como del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en el caso del bienestar animal.

 

Una actividad que consideran legal, y que “existe porque tiene una demanda y un mercado”. Por lo que creen que la incidencia sanitaria ocurrida en la granja de visones de Navatalgordo, en la provincia de Ávila, es ajena a la gestión del ganadero como ocurre en la mayoría de las ocasiones con el resto de sectores ganaderos. Por otro lado, consideran que esta explotación, de carácter familiar, “tiene el mismo derecho que cualquier otro tipo de ganadería del territorio español a, con todas las garantías sanitarias, volver a reiniciar su actividad en igualdad de condiciones cuando así se autorice”.

 

Por último, ASAJA ha destacado la “profesionalidad, independencia y el buen hacer de los servicios veterinarios oficiales de la región y todo el territorio español, garantes de la sanidad animal, salud pública y bienestar animal a los que agradece su labor diaria para el impulso y modernización de todo el sector ganadero”.