ASAJA cifra en 40 millones de euros las pérdidas para el sector agrícola y ganadero en la provincia debido a la sequía

Doniciano Dujo y Joaquín Antonio Pino, en la sede de ASAJA Ávila. (Foto: Edgar Palomo)

La falta de lluvias en el campo, y los graves problemas de abastecimiento de agua para los ganaderos, detonantes de las pérdidas millonarias

El sindicato agrario ASAJA ha tildado de “catastrófica” la situación en el campo abulense debido a la falta de cosechas en el sector agrario para la provincia de Ávila en este 2019, cuyas pérdidas también sumadas directamente a las que afectan al ámbito ganadero se sitúan en alrededor de 40 millones de euros respecto a un año medio. Las adversas condiciones climatológicas provocadas por la falta de lluvias, en especial en este pasado mes de mayo, hace que la sequía provoque pérdidas millonarias en este sector, en concreto de 23 millones de euros, y que también afecta al ganado por la falta de pastos que hace que pierdan hasta 15 millones de euros procedentes de la ausencia de 120.000 vacas de ganado extensivo.

 

Sin duda, unos datos “alarmantes” según la organización sindical, que ve también como en otras provincias de la región como Segovia, Salamanca, Zamora y Valladolid la situación tampoco haya mejorado. Por lo que ASAJA ha calculado que se perderán hasta 674 millones de euros en Castilla y León, “un dinero que necesitaba el sector para pagar las deudas e invertir en explotaciones y recuperar las malas cosechas del año 2017,según su presidente en Castilla y León, Donaciano Dujo.

 

Las pocas precipitaciones caídas en los últimos meses en la provincia abulense han afectado a los cultivos tanto de secano como de regadío y también en la ganadería. En este sentido, según el presidente de ASAJA en Ávila, Joaquín Antonio Pino, existen numerosos y graves problemas de abastecimiento de agua para los ganaderos, falta de pastos y sobrecostes en la alimentación del ganado. Un problema que ha intentado solucionar  la Diputación Provincial mediante ayudas en la construcción de infraestructuras para dar agua al ganado. Sin embargo, Pino ve estas ayudas necesarias, pero tardías y con “un presupuesto insuficiente”, ya que cree que da “para muy poco”.

 

Además, desde la organización sindical ven como  "importante problema” el abastecimiento de Las Cogotas, porque crea restricciones importantes en el agua que puede consumir cada agricultor. “Hay superficies después de 6 años que están en barbecho y en la que no se ha sembrado. En la de secano, el cereal es la más afectada, hay sembradas actualmente 100.000 hectáreas de superficie, tanto de cebada, trigo, centeno y avena y como no ha llovido casi nada hay parcelas donde no se va a cosechar y otras en las que se está empezando a cosechar con unos rendimientos muy escasos”, denuncia Pino.

 

Un año que califican por tanto como “catastrófico”, por lo que exigen soluciones a la clase política dirigente, para hablar de todos los problemas de la provincia y consensuar unas “medidas que ayuden al sector agrícola y ganadero, ya que las economías están muy dañadas y es necesario ayudar con nuevos préstamos y ayudas directas”.