ASAJA - Ávila alerta de que el cultivo de la remolacha peligra por la supresión de la ayuda de la Junta

La organización profesional agraria reclama a la Administración regional que “recapacite” y mantenga las ayudas

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila advirtió de que la supresión en el proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad de la ayuda de 3 euros por tonelada de la Junta de Castilla y León pondrá en peligro el cultivo de remolacha, que en la provincia ascendió en 2011 a 190.000 toneladas.

Una situación que vulnera lo acordado entre la Administración regional y la industria y que sitúa al sector remolachero de la provincia al “borde del abismo”, según expresó el presidente de ASAJA-Ávila, Joaquín Antonio Pino, quien pidió al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que “recapacite” y mantenga la ayuda acordada, fundamental para que el cultivo sea viable.

ASAJA-Ávila ha mostrado su inquietud ante una situación de incertidumbre porque a día de hoy esta ayuda no está garantizada y afectaría a la campaña de 2012-2013 que ya está sembrada.

Pino, que es miembro del Comité Nacional de Gestión del Plan 2014 de la Asociación de Investigación para la Mejora del Cultivo de la Remolacha Azucarera (AIMCRA), recordó que el proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad contempla una partida de “cero euros” para el cultivo de la remolacha, mientras que el año pasado la Administración regional consignó 9 millones de euros a este fin.

La organización agraria velará por el mantenimiento de esta ayuda, imprescindible para los agricultores de Ávila, provincia en la que el coste de producir una hectárea es superior a otras zonas de la Comunidad por los gastos de electricidad asociados al riego por sondeo, sin contar con los propios del cultivo como abonos, herbicidas o la grana. En la provincia, el coste de producir una hectárea se acerca a los 40 euros por tonelada, frente al importe que reciben de la industria, de 40,38 euros/tonelada, en el que está incluida la ayuda de 3 euros de la Junta. Sin esa ayuda, el cultivo dejaría de ser rentable.

En la provincia en 2011 se cultivaron cerca de 2.000 hectáreas de remolacha, una cifra similar a la de 2012. La producción en 2011 ascendió a 190.000 toneladas.

Para ASAJA, sin la ayuda de la Junta de Castilla y León al cultivo, los esfuerzos realizados en años anteriores que han hecho de Castilla y León una región líder en producción en términos de rendimiento por hectárea y riqueza se tirarán por la borda, sin contar con la repercusión negativa que tendrá en la industria del sector de la Comunidad.