Arranca el otoño con optimismo para el turismo rural abulense
Cyl dots mini

Arranca el otoño con optimismo para el turismo rural abulense

Turismo rural en la provincia de Ávila. (Archivo)

El objetivo es romper con la estacionalidad, asegura Daniel Pérez, presidente de la Asociación de Turismo Rural de CEOE Ávila, que anima a disfrutar de los alojamientos y restaurantes de la provincia, así como de las actividades propias de esta época del año en el campo.

Tras un “buen verano” en el turismo rural, con un junio y julio “estupendos y un agosto normal”, arranca una nueva estación y con ella múltiples actividades asociadas a esta época del año.  El presidente de la Asociación de Turismo Rural de Ávila de CEOE Ávila, Daniel Pérez, apuesta por romper la estacionalidad en este tipo de turismo, y aprovechar las actividades que ofrece cualquier mes, para poder disfrutar de las posibilidades de la provincia.

 

En otoño, concretamente, “no solo la naturaleza es un reclamo, con las múltiples rutas que se pueden recorrer en el territorio abulense con las temperaturas aún suaves, sino que aspectos como el romanticismo que puede tener el olor y el color de los bosques, así como la gastronomía, son puntos a favor para este turismo”, asegura Pérez.

 

Concretamente esta última es, en los últimos años, “una buena excusa para optar por el turismo de interior. La esencia del producto autóctono y natural, que la hostelería rural suele ofrecer, anima mucho al visitante a probar y salir en escapadas cortas del fin de semana. Y en Ávila contamos con productos gastronómicos de mucha calidad, por no hablar de los vinos de la tierra, que cada vez tienen más peso en los menús”, matiza.

 

En este sentido, Pérez no ha querido dejar de lado la micología, “un reclamo que por la gran afición con la que cuenta y la gran diversidad que existe en la provincia ofrece múltiples posibilidades tanto de planes al aire libre para el turista, como en la preparación de platos para el hostelero y el propio usuario de casas rurales”.

 

El presidente de ATRA también ha querido mostrarse reivindicativo, “hay que intentar romper con la estacionalidad en el turismo rural. Sabemos que no vamos a trabajar entre semana igual que los fines de semana, pero hay que aprovechar las múltiples posibilidades que ofrece cada estación, saber llegar al turista, ofrecerle opciones y calidad en cualquier época del año. El mundo no se para, funciona cada día, y cada vez más la gente reparte sus vacaciones a lo largo de los doce meses, y también cada vez más disfruta de escapadas cortas de fin de semana”.

 

La pandemia ha dejado cierres “ruinosos y un desfalco importante de las empresas de turismo rural, y las ayudas continúan sin llegar como tienen que llegar, son subvenciones muy laxas que no compensan ni por asomo todo lo perdido estos años, pero hay que seguir trabajando y aprovechar al máximo las oportunidades, como por ejemplo el otoño que llega, y la privacidad y seguridad que ofrece el turismo rural como opción para viajar”, finaliza.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: