Armisticio y fin a la racha
Cyl dots mini

Armisticio y fin a la racha

Alberto ataja por alto un balón en el choque ante la Arandina. (Foto: Edgar Palomo)

Reparto de puntos entre Real Ávila y Arandina en un choque trabado y con apenas ocasiones de gol. El empate frena los deseos de los encarnados de acercarse al cuarto puesto y corta la racha consecutiva de victorias

Real Ávila: Alberto, Sito Cruz, Edu López, Rafa Álvarez, Llorían, Peli, Manu Moreira, Jorge Sánchez, Rubo, Javi de Mesa, Mayorga (Velayos, 72)-

Arandina: Carmona, Barbero, Borja Paris, Diego Rubio, Munguía, Fernando Rubio, Beli, Pesca, Abad, Zazu (Joaquín, 67'), Adeva (Cifuentes, 75')

Resultado a gafas entre Real Ávila y Arandina (0-0) que se repartieron los puntos en un choque marcado por las pocas ocasiones de gol de ambos en las áreas. El miedo a perder de los dos equipos fue palpable desde el inicio, y tal solo los abulenses arriesgaron en la segunda parte, aunque sin el premio final. Comenzaron los de Aranda de Duero presionando fuerte la salida de balón desde atrás de los encarnados, que querían salir rápido a la contra y sorprender. Pero fue un espejismo, ya que no encontraban claridad en los pases hacia sus atacantes, ni tampoco en las bandas, con Moreira y De Mesa bien cubiertos por la zaga hoy amarilla.

 

Precisamente las dos únicas ocasiones de peligro fueron de este primero. Una mediante una falta en el minuto 16 que despejó Carmona con una gran estirada, y otra con un pase filtrado a Rubo, que de espaldas se revolvió ante Borja Paris, pero cuyo disparo fue bien atajado de nuevo por el guardameta burgalés. El partido se hizo tosco, pesado, también por el irregular estado del terreno de juego que no ayudó al espectáculo.

 

Tras el paso por vestuarios los de Jonathan Prado se fueron a por el partido. Peli y Jorge Sánchez se asociaban mejor con los de arriba, y los extremos estuvieron menos encorsetados para generar jugadas de peligro. Sin embargo, la Arandina llevó el susto a la parroquia del Adolfo Suárez. Primero en el minuto 50 mediante un gran balón de Beli al corazón del área que no llegó por poco Abad, y un minuto más tarde a balón parado tras un córner que Diego Rubio cabeceó alto ante la pasividad de la zaga local.

 

El Ávila se quitó el miedo del cuerpo y tuvo el partido en el 56’ cuando un gran pase en profundidad ejecutado por Moreira dejó a Rubo solo contra el portero, pero su remate forzado con la puntera salió lamiendo el palo de la portería de Carmona. Aún quedaba mucho partido, a la Arandina le valía el punto del feudo abulense y se dedicó a jugar en modo conservador la última media hora.

 

El Real Ávila quería pero no podía por el desgaste físico. Un disparo desviado de Peli en el 72’ desde fuera del área fue lo único peligroso de los últimos veinte minutos. Pesca se fue a la calle a falta de 8 minutos por doble amonestación tras cortar un balón con la mano.

 

Una circunstancia que no supieron aprovechar los de rojo. Javi de Mesa, desconectado, no se entendió con Rubo en el descuento tras una buena acción del madrileño por banda izquierda que le regaló el pase en boca de gol, pero cuyo cuero fue interceptado por Paris. En esa jugada murió el partido.

 

Al final, reparto de puntos en el Estadio Municipal Adolfo Suárez que deja al Real Ávila como sexto clasificado a 4 puntos del Numancia B, que es cuarto marcando los puestos de playoff. Por su parte, los burgaleses siguen la estela de su rival de hoy, séptimos y a cinco de los puestos de privilegio.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO: EDGAR PALOMO