Arenas de San Pedro acoge el primer Congreso Europeo de Calidad del Aire
Cyl dots mini

Arenas de San Pedro acoge el primer Congreso Europeo de Calidad del Aire

El Congreso recurrirá a ponencias bimodales

La localidad acoge, los días 8 y 9 de octubre, el I Congreso Europeo de la Calidad el Aire en el Medio Rural.

Arenas de San Pedro es la sede elegida para celebrar la primera edición del Congreso Europeo de Calidad del Aire, en formato presencial y online, que tratará aspectos sobre la calidad y gestión del aire en el medio rural.

 

Carlos García, presidente de la Diputación de Ávila, estuvo presente en la inauguración para hablar sobre el proyecto europeo NanoSen-AQM Interreg Sudoe, que persigue el objetivo de desarrollar un plan piloto de control de calidad de aire con equipos de bajo coste y fácil implantación en pequeños municipios para la vigilancia de su medio ambiente.

 

Muchas veces nos preguntamos la importancia de los fondos europeos, pues hoy tenemos el mejor ejemplo en este Congreso de Calidad del Aire”, señala García y añade, que aunque la pandemia haya cambiado algunas circunstancias de la vida cotidiana, “lo que sí pone de manifiesto es la magnífica calidad de vida que tenemos en el medio rural y, sobre todo, en las provincias del interior”. Asimismo, señaló que los nanosensores aportan datos que colocan a Ávila como uno de los mejores lugares para vivir, tanto a nivel nacional como europeo, en materia de calidad del aire.

Desde el Ayuntamiento de Arenas de San Pedro, Carlos Sánchez Mesón, alcalde de la localidad, agradeció la elección de su municipio como sede para el congreso e indicó que suponía un reto, porque “un municipio de la provincia de Ávila de 6.500 habitantes va a acoger un evento de esta transcendencia a nivel europeo”; a lo que hay que sumar la implementación de medidas de seguridad por la pandemia.

 

Rubén Rodríguez, director de Calidad Ambiental y Sostenibilidad de la Junta, junto a José Francisco Hernández Herrero, delegado territorial, fueron la representacion de la institución autonómica y transmitieron el orgullo de poder contar con lugares con una alta calidad de aire y un medio ambiente muy superior al de otros territorios.

 

 “Las administraciones publicas tenemos más retos que ayer, que hace un año o que hace cinco, por delante y tiene que ser necesariamente esa labor conjunta, esa labor de cohesión, esa labor coordinada, la que mejore la calidad de vida de nuestros ciudadanos, recalcó Hernández Herrero, haciendo referencia a la colaboración del proyecto de los nanosensores.

 

Proyecto Interreg-Sudoe para medir el ozono con nanosensores

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León está colaborando con la Diputación de Ávila en un proyecto Interreg-Sudoe, cuyo objetivo es, entre otros, el desarrollo de nanosensores de bajo coste que permitan el control de la calidad del aire.

 

El desarrollo de sistemas de medición de bajo coste, como es el caso de los nanosensores, pueden permitir tener una aproximación a la calidad del aire suficiente para mantener informada y protegida a la población, aunque pierdan gran parte de la precisión que tienen los equipos oficiales. Facilitando la monitorización de la calidad del aire de forma masiva, distribuida y ubicua puede permitir determinar si la calidad del aire es buena antes de ir a practicar actividades al aire libre.

 

El proyecto Interreg-Sudoe ha desarrollado unos equipos con nanosensores con la colaboración del Consejo Superior de Investigaciones Científicas – Instituto de Tecnologías Físicas y de la Información “Leonardo Torres Quevedo”, la Universidad de Extremadura, la Junta de Extremadura, las universidades de Evora y Coimbra en Portugal, el Area metropolitana de Barcelona, dos empresas españolas y dos laboratorios franceses.

 

La colaboración de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha consistido en aportar los equipos oficiales de medición para contrastar y validar los datos recogidos en paralelo con los sistemas fabricados en el marco del proyecto Interreg. Para hacer esta comparación, se ha elegido un emplazamiento en la sierra de Gredos, en concreto en Navarredonda, puesto que en verano, de forma puntual, en esta zona los niveles de ozono altos y por parte de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se pretende, además, confirmar la extensión de la zonas en la que los niveles de este contaminante son elevados.