Aquona difunde su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La empresa presenta su primer informe de desarrollo sostenible que recoge sus compromisos y logros en cuanto a lucha contra el cambio climático, la preservación y el acceso al agua, la protección de la biodiversidad, la equidad y la salud, entre otros.

Preservar el medio ambiente y mejorar la calidad de vida de las personas son dos de los grandes objetivos del Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible de Aquona. Esta estrategia fija su horizonte en 2021 y se encuentra alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por la Organización de las Naciones Unidas, base fundamental de la Agenda 2030 que se está fraguando en muchas ciudades y municipios españoles.

 

Así Aquona materializa dicho plan a través de la gestión eficiente y sostenible del agua que realiza diariamente en decenas de localidades de Castilla-La Mancha y Castilla y León. La lucha contra el cambio climático, la preservación y acceso al agua, la protección de la biodiversidad, los avances sociales en derecho humano al agua, la equidad y la salud de las personas son algunos de los pilares de esa gestión sostenible y sobre los cuales Aquona instaura sus compromisos a futuro y sus logros alcanzados durante el 2018.  Y estos logros y compromisos son los que se encuentran recogidos en el primer informe de Desarrollo Sostenible que Aquona quiere difundir y compartir con los ciudadanos.

 

El primero de ellos consiste en liderar la lucha contra el cambio climático en la gestión del agua. Durante el último año,  la empresa evitó la emisión de  21.400 tn de CO2 a la atmósfera, gracias a proyectos como la autogeneración de energía en instalaciones como la depuradora de Palencia, la compra de energía verde (el 100 % de la energía que Aquona consume es de origen renovable) o la incorporación de vehículos híbridos y eléctricos a su flota.

 

Preservar el agua como fuente de vida, aplicando una gestión responsable del recurso hídrico a todo el ciclo del agua es el segundo de los compromisos de Aquona.  El reto se centra en reducir el Agua No Registrada (ANR), es decir, la diferencia entre el agua suministrada a la red y el agua que finalmente se registra. Para ello la empresa tiene en marcha distintas acciones como por ejemplo la sectorización y monitorización de la red, la reducción de presiones, la implantación de sistemas de telelectura o planes de renovación de redes.

 

El objetivo número 3 está relacionado con la promoción de la economía circular mediante la generación de energía, la valorización de residuos y la reutilización de agua. Aquí la depuradora de Palencia ha iniciado el proceso para convertirse en una biofactoría, generando actualmente el 50 % de la energía que consume, algo que la emplaza a mitad de camino de la autosuficiencia energética. Pero una biofactoría no se caracteriza únicamente por adoptar el modelo de economía circular en cuanto agua, energía y residuos, sino también por estar integrada en el entorno ambiental donde se encuentra convirtiéndose en una infraestructura verde.  Esto tiene mucho que ver con el cuarto de los compromisos de Aquona que se traduce en proteger y recuperar los espacios naturales. El programa de voluntariado ambiental BiObserva se basa en el avistamiento de especies de aves autóctonas en las instalaciones y trata de involucrar a los empleados en las observaciones y la posterior recopilación de datos. Éstos serán la base de futuros estudios sobre el cambio climático fundamentados en los movimientos migratorios de las aves. En el último año Aquona ha realizado 2.100 avistamientos de aves en sus plantas de Benavente, Daimiel, Palencia, Zamora, y Segovia.

 

Acceso al agua y concienciación ciudadana

 

La lucha contra la pobreza y el acceso universal al agua es uno de los grandes desafíos mundiales. Por este motivo, Aquona apuesta por el Derecho Humano al Agua y no suspende el suministro de agua a ninguna persona que se encuentre en situación de vulnerabilidad. Asimismo, ofrece ayudas y mecanismos como los fondos sociales y las tarifas bonificadas al que actualmente tienen acceso el 80 % de sus clientes. Sólo en 2018 Aquona ha invertido 170.000 euros en tarifas sociales y más de 100.000 euros en fondos sociales.  El objetivo es llegar al 100 % en 2021.

 

Ser agente activo en concienciación ciudadana sobre el cuidado del agua y del medio ambiente supone otra de las misiones recogidas en el informe. Así, desde el programa educativo Aqualogía, Aquona acerca el ciclo del agua a los alumnos de Educación Primaria, a la vez que les conciencia en hábitos de consumo inteligente del recurso. En 2018, un total de 3.800 niños participaron en la actividad.  Las jornadas de puertas abiertas en instalaciones, los eventos celebrados en fechas señaladas como los días mundiales del agua y del medio ambiente o las campañas informativas completan el abanico de acciones que Aquona impulsa en este ámbito.

 

A través de estos y otros puntos Aquona da a conocer todos sus proyectos e iniciativas que reflejan su compromiso con las personas y la sostenibilidad, los cuales la han convertido en un referente dentro del sector del agua durante su primer medio siglo de vida.  El informe completo  se puede consultar en www.aquona-sa.es, web que además ha sido recientemente renovada.