Aquí te pongo y de aquí te quito

Rueda de prensa de los diputados pertenecientes al Grupo del Partido Popular en la Diputación de Ávila. (Foto: Carlos Jiménez).

Doce diputados provinciales del Partido Popular, más el portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), han registrado una moción de censura a Jesús Manuel Sánchez Cabrera, actual presidente de la Diputación de Ávila.

Cuatro años después del golpe de mano que acababa con Jesús Manuel Sánchez Cabrera como presidente de la Diputación de Ávila frente al candidato propuesto por el propio Partido Popular, Pablo Luis Goméz, doce de los diputados pertencientes a la formación de derechas han registrado una moción de censura en la mañana de este miércoles.

 

Carlos García, Juan Pablo Martín, Federico Martín, José María García Tiemblo y Pablo Luis Gómez, quienes votaron en contra de la candidatura alternativa de Sánchez Cabrera en el Pleno de Investidura en 2015, sí han contado esta vez con el apoyo de Jesús Martín, Honorio Rico, Mariano Robles, Eduardo Duque, Rafael Pérez, Javier González y Beatriz Díaz, quienes junto a Carlos Moral, portavoz de UPyD, han registrado una moción de censura con la propuesta de Carlos García, actual vicepresidente primero, como nuevo presidente de la institución provincial.

 

Todos ellos suman los 13 diputados necesarios, un total de 25 tiene la Diputación de Ávila, para poder registrar una moción de censura. Tan sólo Ángel Jiménez, actual vicepresidente tercero en la Diputación de Ávila, se ha mantenido junto al actual presidente de la institución provincial  en la crisis interna desatada durante las últimas semansa en la formación de derechas y no se ha sumado a la moción de censura presentada por el resto de diputados del Grupo Popular.

 

"Queremos recuperar la normalidad institucional y respetar la representación política elegida por los ciudadanos", ha explicado Juan Pablo Martín, portavoz del Equipo de Gobierno de la Diputación de Ávila, una institución que "debe  centrarse" en la defensa del mundo rural, la prestación de servicios y la ayuda a los ayuntamientos.

 

Pleno Extraordinario

 

Martín ha señalado que será en el Pleno Extraordinario en el que se vote la moción de censura, una cita que tendrá lugar el próximo 27 de marzo, una iniciativa política que ha calificado como un "mecanismo legal" y sobre la que no duda que "saldrá adelante", viendo además en la votación "la posición de cada uno en este asunto".

 

"El tacitismo político queda en un segundo plano", ha añadido el portavoz de la institución provincial, tras indicar que "hay que recuperar la normalidad institucional en la Diputación", todo ello refiriéndose a una moción que "cuenta con el apoyo" de los dirigentes regionales y nacionales de la formación de derechas.

 

Diputados del PP registran la moción de censura.