Aprobado para la sanidad en Castilla y León: los ciudadanos le otorgan un 6,65

Personal sanitario, hospital, enfermera, médico

Esta cifra supone cuatro décimas menos que hace un año y señalan como principales problemas las listas de espera, el copago o la masificación de urgencias.

Los ciudadanos otorgan 6,65 puntos sobre diez al sistema de salud de Castilla y León, lo que supone cuatro décimas menos que hace un año (7,07) y sitúa a la Comunidad por encima de la media, que es de 6,57 puntos, por debajo de otras nueve comunidades --seis de ellas uniprovinciales--, según el Barómetro Sanitario correspondiente al año 2018. Esta puntuación supone 0,42 puntos menos que el año anterior, una satisfacción que también baja en el conjunto del Estado en tres décimas, según esta encuesta publicada elaborada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

 

Según el Barómetro, el 68,6 por ciento de los ciudadanos considera que la sanidad funciona bastante "bien" (23,5 por ciento) o "bien pero son necesarios algunos cambios" (45,1 por ciento), mientras que otro 26,9 por ciento opina que necesita cambios fundamentales, aunque algunas cosas funcionan y un 3,90 por ciento que está tan mal que se necesitaría rehacerlo.

 

En cuanto a los principales problemas del sistema, en orden de importancia, los ciudadanos señalan fundamentalmente las listas de espera, el copago, la masificación (congestión) de las urgencias o el poco tiempo de las consultas.

 

En cuanto a la nota que otorgan los ciudadanos sobre los diferentes servicios sanitarios, en todos los casos es superior a la media nacional, ya que la satisfacción con Atención Primaria se valora con un 7,32 (7,31 de media), las consultas de especialistas con 6,88 (6,81 de media), el ingreso hospitalario con 7,28 (frente a 6,98) y las Urgencias con 6,24 (frente a 6,02). En cuanto a los cuidados y atención del personal, se valora a los médicos con un 7,67 y a enfermería con un 7,72. Todos los índices de satisfacción registran una bajada.

 

El Barómetro evalúa también el grado de satisfacción con diversos contenidos de la asistencia en los centros de salud, en las consultas hospitalarias y en la hospitalización.

 

Opinión de usuarios

 

Al margen de la opinión global de los ciudadanos, el Barómetro también recoge la opinión de quienes han utilizado los servicios sanitarios en el último año. En este caso, en Castilla y León, en Atención Primaria los pacientes que consideran que han recibido una atención buena o muy buena es de 91,1 por ciento (66,6 y 24,5 por ciento en cada caso) y sólo un 7,8 "regular"; en Urgencias un 74,1 por ciento opina que fue buena o muy buena, aunque el 19,6 por ciento la considera "regular".

 

En el caso de especializada, los pacientes consideran que la atención fue buena o muy buena en el 88,6 por ciento de los casos y en los hospitales aumenta hasta el 94,4 por ciento.

 

Otras preguntas

 

Por otro lado, el Barómetro recoge la opinión de los ciudadanos sobre la provisión privada o pública de los diferentes servicios o las listas de espera. En concreto, en cuanto a las listas, un 52,3 por ciento de los ciudadanos considera que la situación sigue igual, un 20 por ciento que ha empeorado y sólo un 10,1 por ciento que han mejorado en Castilla y León.

 

Otra de las cuestiones que se plantea a los encuestados es su opinión sobre el copago, aspecto sobre el que el 57,9 por ciento de los encuestados considera que debería modificarse para ser más adecuado a los ingresos.

 

En cuanto a la provisión pública de los servicios, en el caso de Atención Primaria el 76,3 por ciento asegura que optaría por la pública si pudiera elegir, al igual que un 61,4 por ciento en el caso de atención especializada, en el caso de hospitalización ascendería hasta un 79,8 por ciento y en Urgencias un 77,8.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: