Aprende a conocer tu inteligencia y aprovéchala en todos sus enfoques

La inteligencia es un concepto bastante complicado, y es que está formada por múltiples factores a través de los cuales podemos desarrollar nuestro intelecto de un modo diferente y enfocado ámbitos que incluso pueden llegar a ser contrapuestos.

Durante muchos años, cuando hemos hablado de inteligencia directamente hemos pensado que es algo que se tiene o no se tiene, y que básicamente existen sistemas a través de los cuales se puede obtener una calificación que nos permite saber hasta qué punto disponemos o no de ella. Sin embargo, lo cierto es que la inteligencia es algo mucho más complicado, de manera que no siempre nos tenemos que fiar únicamente de los resultados obtenidos, sino que hay que entender que existe la posibilidad de desarrollarla desde distintas perspectivas y enfoques, con lo cual podremos comprender mucho mejor el alcance que puede tener en función de la persona.

 

TE AYUDAMOS A CONOCER TU COCIENTE INTELECTUAL 

 

Antes de nada vamos a comenzar evaluando nuestro cociente intelectual, es decir, vamos a analizar el valor aproximado que nos puede guiar acerca de nuestro nivel de inteligencia siempre desde una perspectiva general, ya que se trata de un sistema que nos puede servir para hacernos una idea.

 

Para ello haz esta prueba de inteligencia donde vas a tener por delante un total de 33 preguntas que deberás contestar en un plazo máximo de 20 minutos, siguiendo el enunciado que se indica y en función de nuestra valoración del ejercicio.

 

Es muy importante que tengamos en cuenta el tiempo, es decir, no debemos excedernos de esos 20 minutos si queremos obtener un valor real, y en este sentido nuestro consejo es que, en el caso de que veáis que os atascáis en una determinada pregunta, a valer mucho más la pena que la dejemos de lado y continuemos con otras que el hecho de perder demasiado tiempo en ella y por culpa de esto no podamos rellenar otras preguntas que efectivamente sí podríamos contestar sin ningún tipo de problema.

 

Una vez que hayamos finalizado el ejercicio obtendremos una valoración a través de la cual podremos tener un cálculo aproximado de nuestro nivel de inteligencia, pero por supuesto no debemos confundirnos, es decir, tanto si tenemos un valor elevado como bajo es importante tener en cuenta que no va a determinar nuestra capacidad en ningún momento, es decir, obtener un nivel bajo puede deberse simplemente a que este tipo de ejercicios no se nos dan bien, por lo que puede valer la pena que realicemos el test en varias ocasiones, de la misma forma que eso no quiere decir que no tengamos suficiente inteligencia, sino que en función de los valores que se evalúan en este test, podemos obtener una puntuación inferior, pero hay que tener muy claro que la inteligencia está formada por la suma de muchos elementos adicionales que no se pueden valorar en este tipo de test, por lo que no debemos desesperar en este sentido.

 

RECUERDA QUE LA INTELIGENCIA ESTÁ FORMADA POR MÚLTIPLES ENFOQUES DIFERENTES 

 

Esto es esencial, es decir, no debemos pensar que el hecho de sacar un nivel bajo en este test significa que no seamos suficientemente inteligentes, de la misma forma que sacar un valor alto tampoco implica que seamos personas muy inteligentes y que podamos hacer absolutamente cualquier cosa que nos propongamos.

 

Esto se debe a que la inteligencia es un concepto todavía muy abstracto para nosotros, de manera que sabemos que está formada por muchos elementos pero es bastante complicado poder realizar un estudio que nos permita valorar todos y cada uno de ellos en su justa importancia, de manera que hay personas que tienen algunos de estos elementos más desarrollados que otros, de la misma forma que los abra a la inversa, lo que significa que cada persona puede estar más capacitada para unas determinadas tareas o determinadas perspectivas en las que se utilice la inteligencia.

 

De hecho no tenemos más que ser conscientes de que gran parte de las actividades diarias las hacemos por mimetismo y por costumbre, y es que por ejemplo, muchas veces hacemos determinadas cosas como puede ser el preparar unos Detalles invitados boda pero, ¿realmente nos hemos parado a analizar si es algo que consideramos útil o simplemente lo hacemos por inercia?

 

Por ello, muchas veces tiene un mayor valor el hecho de que dediquemos más tiempo a analizar la razón por la que hacemos las cosas que el hecho de presentar nuestra vida tan sólo en un índice que puede o no determinar nuestra capacidad para poder conseguir de la vida todo aquello que busquemos.