Apoyo al portavoz del PSOE en Arenas tras ser recriminado por condenar la dictadura franquista
Cyl dots mini

Apoyo al portavoz del PSOE en Arenas tras ser recriminado por condenar la dictadura franquista

Ayuntamiento de Arenas de San Pedro.

Según Soraya Blázquez la defensa de la democracia frente a la dictadura que hizo el portavoz socialista choca con el silencio del alcalde arenas tras escucharse vivas a Franco en un acto.

La secretaria de Memoria Histórica del PSOE de Ávila, Soraya Blázquez, y su homóloga en la ejecutiva del PSOE de Castilla y León, Beatriz García, han expresado su solidaridad con el PSOE de Arenas de San Pedro después de que una parte del público asistente a un acto cultural recriminara a su portavoz municipal, Felipe Lozano, por condenar la dictadura franquista y definirla como “dictadura criminal”.

 

Los hechos ocurrieron en la presentación el sábado del libro de José David de la Fuente sobre la historia de Arenas de San Pedro entre 1975 y el año 2000, cuando algunos de los presentes interrumpieron la intervención del portavoz socialista por condenar el régimen dictatorial de Franco, comportamiento que Soraya Blázquez considera "inadmisible y absolutamente censurable" en un sistema democrático como el español.

 

En este sentido, Beatriz García defiende la descripción de la dictadura de Franco como criminal debido a los innumerables delitos que cometió contra los derechos humanos, los cuales han sido condenados por el Congreso de los Diputados, por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa o la ONU; y demostrados de forma objetiva y científica por la historiografía nacional e internacional.

 

En opinión de las socialistas, también resultó "intolerable" lo sucedido poco después, cuando tomó la palabra el alcalde de Arenas de San Pedro y se escucharon gritos de “Viva Franco” o “Franco, Franco, Franco” "ante la pasividad y el silencio del primer edil", quien además se refirió a la Transición como "un simple cambio de Gobierno y no como la reconquista por todos de la democracia".

 

 

Víctimas de la dictadura

 

Soraya Blázquez coincide con el PSOE de Arenas en que el alcalde de Arenas, como representante público, en vez de permanecer callado, como hizo, debería haber condenado la actitud de quienes proliferaron esos gritos, puesto que son un insulto a las víctimas y a los represaliados de la dictadura y a sus familiares.

 

Para Beatriz García, las proclamas escuchadas en el Palacio de la Mosquera traspasan los límites de la libertad ideológica y de expresión y se acercan a la apología al franquismo. Además, recalca que "fueron proferidos con la intención de amedrentar y atemorizar al portavoz socialista", al que ha animado a "seguir defendiendo la democracia y la libertad frente a las proclamas franquistas". Fueron 40 años de silencio obligado, ya no es tiempo de callar, concluye.

 

 

Al respecto, para Felipe Lozano, es "incompatible denominarse demócrata y permitir, por acción u omisión, semejantes comportamientos, más aun si no se es claro en la condena y se blanquea la dictadura calificándola como 'forma de gobierno', equiparándola a los gobiernos democráticos". “La postura del alcalde no refleja el sentir de nuestros vecinos”, ha dicho.

 

Las responsables de Memoria Histórica del PSOE, a nivel provincial y autonómico, han afirmado que Arenas de San Pedro está "muy por encima de estas conductas y sus vecinos merecen dirigentes que estén a la altura del tiempo que vivimos y dispuestos a romper de una vez por todas con peligrosas nostalgias, por lo que han manifestado su apoyo a cuantas iniciativas lleve a cabo el PSOE de Arenas para que el alcalde ofrezca las oportunas explicaciones".

 

Después de recordar la obligación que tienen los ayuntamientos de cumplir la Ley de Memoria Histórica y Democrática, Soraya Blázquez ha afirmado que "el PSOE está del lado de los demócratas, defiende la libertad individual y apuesta por las políticas responsables, de ahí que haya reiterado su condena al intolerable enaltecimiento de Franco que se vivió en el citado acto cultural".