Anulada la autorización para un complejo turístico-religioso en una zona protegida en Burgohondo
Cyl dots mini

Anulada la autorización para un complejo turístico-religioso en una zona protegida en Burgohondo

Burgohondo.

 Ecologistas en Acción ha impedido su construcción en esta localidad de la provincia de Ávila.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha revocado la sentencia del Juzgado de Ávila de 24 de febrero de 2020 y ha anulado la autorización para un complejo turístico-religioso en suelo protegido del municipio de Burgohondo (Ávila), dando la razón a Ecologistas en Acción.

 

El promotor, la denominada “Iglesia de Pobres y Humildes en Profecía de Esperanza” –IGLEHUMILPRE-, pretendía la urbanización de un paraje de gran valor natural al nordeste de la Sierra de Gredos, con un coste de más de ocho millones de euros, para construir 14.843 m2 en 40 edificaciones sobre una finca rústica protegida de 305.326 m2.

 

El proyecto tuvo la connivencia del Ayuntamiento de Burgohondo, que previamente modificó el planeamiento urbanístico para poder autorizar este proyecto por una vía excepcional que el TSJ considera ilegal.

 

Las infraestructuras previstas eran las de abastecimiento de agua, saneamiento y depuración de las aguas residuales, energía eléctrica y telefonía, la carretera de acceso, los aparcamientos y caminos interiores de la finca, además de 40 edificaciones, incluida una iglesia de 21 metros de altura en el cordal de la finca, sobre un paisaje espectacular.

 

El Tribunal considera que tanto la creación de estas infraestructuras como las 40 construcciones previstas constituirían una actuación de transformación urbanística de la finca, que pasaría de ser suelo rústico a ser suelo urbanizado, en contra de la Ley de Suelo.

 

Sentencia

 

La sentencia critica que, ni en el proyecto aprobado ni en la Declaración de Impacto Ambiental favorable que emitió la Junta de Castilla y León en 2013, se hayan valorado las repercusiones que pudiera producir en la red municipal de abastecimiento de aguas y en la red de saneamiento. Esto a pesar de que el complejo urbanístico estaba diseñado para un aforo de 1.000 personas, en un pueblo de tan solo 1.225 habitantes situado en una comarca con graves problemas de abastecimiento y por el vertido de las aguas sucias al LIC “Riberas del río Alberche y afluentes”.

 

La sentencia critica que se pretendiera realizar el proyecto en suelo rústico por criterios económicos, a costa de apropiarse de las plusvalías que generase el proyecto, que hubieran debido corresponder a la comunidad y que pretendiera garantizarse el agua y el saneamiento conectando en la red municipal, sin hacerse cargo de estos servicios y de los deberes correlativos que le correspondían legalmente, como zonas verdes, viales y suelo dotacional público o cesión del 15% del aprovechamiento urbanístico.

 

 

Julio Vías, portavoz de Ecologistas en Acción de Ávila “Esta sentencia pone de manifiesto el importante papel que juegan las asociaciones ecologistas en la protección del medio ambiente, pero también en la protección de los intereses públicos urbanísticos que ni la Junta de Castilla y León ni el Ayuntamiento de Burgohondo han sabido defender

Comentarios

Gracias 28/10/2020 11:28 #2
Gracias. La provincia no se vende. Ahora hay que iniciar un proceso legal con la intención de que los que cambiaron las reglas del juego sean investigados y condenados si los rumores son ciertos.
Mariano 26/10/2020 17:07 #1
Ánimo. Buen trabajo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: