Antes planificación que aborto

La Asociación Elia R. Raga teme por las consecuencias de la reforma de la ley del aborto. Desde la Asociación se insta a la Junta de Castilla y León a que se aporten los recursos suficientes en materia de prevención, educación y planificación familiar

Pese al aplazamiento sine die de la reforma de la ley del aborto esta será aprobada por el Consejo de Ministros, de manera imparcial, ideológica e irrevocable, y a la Asociación E. R. Raga le preocupa seriamente, no sólo la reforma de la Ley Orgánica 2/2010, que hasta ahora permitía la interrupción voluntaria del embarazo hasta las primeras 14 semanas de gestación, sino que además, “quede al descubierto un abandono de la planificación familiar en todos los ámbitos” señala Montserrat Rodríguez Cembellín, secretaria de la Asociación.

 

La planificación familiar permite a las mujeres decidir si quieren quedarse embarazadas, y en qué momento hacerlo, sin que se vea afectada su salud y su bienestar socio-económico. Permite “planificar” tanto el número de hijos que quieren tener, como si no quieren tenerlos.

 

Una apropiada planificación familiar, no sólo nos permite tomar decisiones fundamentales con relación a la salud sexual y reproductiva de las mujeres, sino que además es una pieza clave para mejorar su educación y poder participar más en la vida pública, y en especial, acceder sin limitaciones a un empleo, al que tanto tiempo se las ha condicionado el acceso.

 

En este sentido, “consideramos que una adecuada planificación familiar en todos los ámbitos (socio-sanitarios y socio-educativos) ayudaría a reducir la tasa de embarazos no deseados, y por ende, la necesidad de efectuar abortos peligrosos y clandestinos en unos casos, o la de llevar un embarazo no deseado a término, con las desacertadas e imprevistas consecuencias, en otros” añade la secretaria de la Asociación Elia R. Raga

 

Además, hay que añadir la decisión del Ministerio de Sanidad de retirar la financiación pública a una serie de anticonceptivos de tercera generación, lo que supone según Montserrat Rodríguez “un retroceso social de años que perjudica a la población más desfavorecida económicamente y frena la prevención de embarazos no deseados”.

 

Dada la controversia de este asunto, desde la Asociación Elia R. Raga “queremos instar a las instituciones a valorar esta problemática que se presenta amenazante, y solicitamos que desde la Junta de Castilla y León se aporten los recursos suficientes en materia de prevención, educación y planificación familiar” señala finalmente Montserrat Rodríguez.