Ante la "escandalosa" subida de la luz, IU Ávila pide aumentar la dotación para pobreza energética

La formación de izquierdas señala que son muchas las familias que viven en situación de pobreza energética y pide al Partido Popular que reconsidere la bajada presupuestaria destinada a este concepto.

Los 18.000 euros que el Equipo de Gobierno del Partido Popular ha presupuestado para temas de pobreza energética “se van a quedar muy cortos”. Es la advertencia que lanza el grupo municipal de Izquierda Unida. “Lo dijimos en el debate de los presupuestos y lo volvemos a decir ahora, en un mes de enero en el que se ha producido la mayor subida de la luz desde el 2008 y ante el anuncio del Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, que ya ha dicho que el recibo de la luz se encarecerá unos 100 euros al año”. Un severo golpe “para las familias abulenses, inmersas en un escenario laboral precario y de bajos salarios, y cifras que deberían hacer reconsiderar a la responsable del área de Servicios Sociales, Patricia Rodríguez, sobre la reducción de la partida, de los 30.000 de 2016 a los 18.000 para 2017” señala Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila.

 

La cuesta de enero “se está haciendo especialmente dura para las familias abulenses” y una de las consecuencias es la importante subida de la luz. Si en el 2016 el incremento de la factura ha sido constante desde el mes de abril, “enero de 2017 no sólo ha comenzado con una subida del 25%,  la más alta desde el 2008, sino que en plena ola de frío nos encontramos con el anuncio del Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, de que el recibo de la luz se encarecerá unos 100 euros al año. Y ello pese a las promesas electorales del Partido Popular de que reduciría la factura de la luz”.

 

Desde el grupo municipal de Izquierda Unida, que se pidió “al menos” mantener los niveles presupuestarios en materia de pobreza energética de 2016 en 2017, se considera que “las necesidades de las familias están ahí y van a más. El hecho de no haber gastado todo el presupuesto en 2016 no significa que no las hubiera” advierte Montserrat Barcenilla, que deja claro que “el escenario que se va dibujando en este arranque de 2017 nos lleva a considerar que la partida presupuestaria se va a quedar corta, muy corta, si de verdad queremos llegar a todas las familias con necesidades, que ésa es una de las cuestiones en las que también debería reflexionar el Partido Popular”.

 

Izquierda Unida considera que “la luz, como otros servicios básicos, no pueden seguir siendo un negocio. Son un derecho de los ciudadanos y no podemos permanecer impasibles ante lo que está sucediendo” señala Barcenilla ante un reto social “que va aumentando año a año, y que ante escenarios económicos de estas características tememos que vaya en aumento”.  

Noticias relacionadas