ANPE y STECyL denuncian los criterios de modificación de plantillas de la Consejería para el curso 2020-2021

Rueda de prensa en la sede de ANPE en Ávila.

Los sindicatos discrepan de los criterios en la dotación de plazas de docentes para el próximo curso, además de reivindicar incorporaciones de profesores técnicos, mejoras para el alumnado de necesidades educativas especiales y cumplimiento de la legislación que regula las horas lectivas del profesorado.

En rueda de prensa, los representantes de ANPE Ávila y STECyL denuncian que el documento que fija las plantillas para el próximo curso es un documento negociado que ha pasado por la mesa sectorial, pero no está consensuado ni acordado con las Organizaciones Sindicales presentes en dicha mesa, que sigue los medios “restrictivos y economicistas” que se fijaron desde 2011, consecuencia de la crisis económica.

 

Aunque reconocen algunas mejoras, principalmente en Formación Profesional, estiman que son insuficientes para que las plantillas jurídicas, adoptadas por la Consejería, se adapten a las necesidades reales educativas. Los representantes sindicales consideran que la adecuación de plantilla que proponen evitaría la actual situación, en la que se cubren puestos con profesorado en Comisión de Servicios que rotan con mucha frecuencia, lo que resta continuidad a la formación a los alumnos.

 

En la negociación con la Consejería de Educación, se acordó una reducción de 7 docentes en Educación Infantil y Primaria y el aumento de dos en Educación Secundaria y Otros Cuerpos, en contra de la reducción total de 14 docentes que, en un principio, pretendía la Administración. Los representantes sindicales reconocen que el descenso de docentes en las primeras etapas es comprensible debido al descenso demográfico que nuestra Comunidad está experimentando, solicitando que se emprendan medidas contra la despoblación, que no signifiquen supresión de puestos docentes.

 

Otra de las reivindicaciones de ANPE y STECyL es revertir recortes en educación, mejorando la atención a los alumnos con necesidades especiales y la identificación temprana de necesidades educativas. También ponen énfasis en la necesidad de orientación educativa y profesional al alumnado, puesto técnico que UNESCO fija para cada 250 alumnos y los sindicatos solicitan la creación de una segunda plaza en centros con más de 500 alumnos. En esta misma línea de Profesorado Técnico se pide la creación de la especialización de Servicios a la Comunidad en centros de Educación Secundaria, docentes que tienen formación en temas sociales y absentismo, que pueden ser de gran apoyo tanto a los alumnos como a las familias.

 

Educación bilingüe

 

Respecto a la educación bilingüe, los sindicatos estiman, en base a la información obtenida de profesores, alumnos y familias, que no está funcionando adecuadamente y que no ha sido consensuada con la comunidad educativa. Los sindicatos no se oponen a la enseñanza del idioma, pero estiman que debe crearse en un proyecto eficiente y atractivo.

 

En relación a los temas laborales, ANPE y STE CyL han pedido a la Consejería el cumplimiento del Decreto del Gobierno Central, que declara la jornada de 35 horas semanales y la vuelta a las horas lectivas previas a la crisis. En 2006 las horas lectivas eran de 23 para Educación Primaria y 17 para Educación Secundaria y actualmente están fijadas en 25 horas para Primaria y 20 horas para Secundaria.  La petición de los sindicatos se establece en 23 y 18 horas lectivas respectivamente, tiempo que ya se ha establecido en el Principado de Asturias.

 

Ratios preofesor/alumnos

 

Otra medida sería la reducción del ratio profesor/alumnos, que primero se establecería en Primaria y se aplicaría después a Secundaria. Estas medidas requieren un aumento en plantilla, que ANPE y STECyL creen muy necesario, el mantenimiento de la actual plantilla y que se asignen puestos fijos a los profesores en Comisión de Servicios, que garanticen una continuidad en el proceso educativo de cada centro.

 

Por último, las retribuciones salariales también se han puesto en la mesa de negociación, ya que los sindicatos afirman que están por debajo de la media nacional y reivindican su equiparación al resto de los docentes del Estado.