Ana Milán y Anabel Pantoja son la sensación de Instagram en el confinamiento y hay motivos para ello

Ana Milán

Ana Milán, la jefa de 'marketing' Victoria de la Vega en la teleserie 'Cámera Café', y Anabel Pantoja, realizan su docurrealities en los que la realidad supera la ficción y hacen reír con creces...

Ana Milán ha sido trending topic en varias ocasiones esta cuarentena y no por ninguna polémica... La actriz está protagonizando casi su propio 'Camera Café' ella sola. Desde hace días lleva realizando directos y compartiendo momentos de su día con todo aquel que quiera pasar un buen rato. Si hace unos días sorprendía con una reflexión de cuando era joven, de cuando su padre le llevaba en coche y lo que suponía leer revistas como 'Nuevo Vale' o 'Super Pop' y en lo que ha cambiado en la actualidad, otros días ha comentado los problemas que te juega el corrector cuando quieres subir una frase y luego subes otras.

 

Una de las que más impacto ha causado ha sido en la que contaba cuando confundió a los Isidoros que tiene en su agenda de contactos, uno el portero de su casa, el otro su ginecólogo. A partir de ahí, ya os podéis imaginar. Milán confesaba como un día llamó a Isidoro y tras contarle todos sus problemas ginecológicos de arriba, a abajo de lo más explícitos, Isidoro, le respondía que lo sentía pero que él no le podía ayudar... Ella le replicaba que cómo podía ser si llevaba 10 años ocupándose de su: "chi**"... Dándose cuenta, se despegaba el teléfono del oído para comprobar que el Isidoro al que había llamado era ni más ni menos que su portero... Ana Milán comentaba que había que imaginarse como pasaron los dos siguientes meses, el uno y el otro cada vez que se encontraban. 

 

En otra de sus vivencias, Ana Milán no dudaba en confesar que está muy bien eso de vivir en mindfulness, pero que a veces hay que mandar a la gente a la m*****...

 

La actriz de 'Amar es para siempre' o del programa 'Mi vida en serie', -no hay mejor titular para estas vivencias de Milán-, se ha convertido en un gran momento para alegrarse la cuarentena y las redes se inundan con sus divertidas experiencias y sus reflexiones...

 

Atrás no se queda Anabel Pantoja. Ambas se muestran de lo más natural moño arriba, lejos del maquillaje que requiere la cámara a nivel profesional... La sobrina de Isabel Pantoja a la que tanto hemos visto en los programas llorar, ahora no para de hacer reír. Y es que para hacer reír hay que saber reírse uno consigo mismo y desprenderse de los complejos. Eso es lo que hacen estas dos fuera de serie que se han convertido en la sensación de Instagram.

 

Esta Anabel gusta muchísimo más y no duda en bromear haciendo ejercicio sudando lo que no está en los escritos y subiendo sugerentes fotos de su cuerpo metiendo tripa como el ella misma detalla, antes de que nadie le tenga que decir que está metiendo barriga. Y como no, para llevar esta cuarentena y este sufrimiento deportivo más llevadero, nada mejor que un poquito de dulce, que no amarga a nadie.

 

Instagram en los que hace ejercicio de forma estrambótica y bromea sobre la recompensa, siempre algo dulce, tras sudar la gota gorda.