Ana del Fraile: "La base de We can be heroes es hacer las cosas con delicadeza y mucho cariño"

La vallisoletana impulsa desde 2014 un proyecto que se hizo famoso por sus cubitos de hielo contra los efectos de la quimioterapia y que, en este 2018, está a punto de lograr el objetivo marcado para entregar la segunda beca de investigación contra el cáncer.

Pocas personas en Valladolid no sabrán, a estas alturas, quién es Ana del Fraile. Una mujer vitalista, positiva, sonriente, y que dio forma a una idea muy personal hasta convertirla en un proyecto que ayuda a miles de enfermos. A ella la diagnosticaron cáncer de mama en 2012 y en 2014 creó 'We can be heroes': lo que empezó como un blog en el que contaba su experiencia evolucionó hasta crear unos chupa chups de hielo que mitigaban algunos efectos secundarios de la quimioterapia, y en este 2018 está cerca de conseguir reunir los fondos necesarios para conceder la segunda edición de su beca de investigación contra la enfermedad.

 

TRIBUNA: ¿En qué consiste la beca de investigación de We can be heroes?

ANA DEL FRAILE: La primera beca de investigación la entregamos en junio del año pasado por valor de 30.000 euros, y ahora estamos intentado conseguir la segunda, por 24.000 euros. En colaboración con el IBSAL (Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca) queremos financiar el salario de un técnico de laboratorio durante todo un año, dentro del laboratorio de anatomía patológica, que analiza todas las muestras de ratones enfermos de cáncer. Dentro del IBSAL también colaboran mucho con el Centro de Investigación del Cáncer, es un proyecto precioso.

 

T: ¿Qué otros proyectos tenéis en marcha en We Can?

AF: De momento, seguimos entregando los moldes de chupa chups a los hospitales de Campo grande, Clínico y Río Hortega, y seguimos facilitando que las mujeres sin recursos puedan tatuarse pezones y areolas.

 

T: ¿Cómo valoras la marcha del proyecto durante estos años?

AF: Impensable. Nació con idea de escribir un blog, que tampoco tenía muy claro si hacerlo personalista o no, al final decidí contar la idea con transparencia absoluta. Luego se hizo el molde para el hielo, con la repercusión que tuvo en su día. El pensar que estamos a punto de conseguir una segunda beca para investigación... Es maravillosamente impensable.

 

T: ¿Qué crees que va a aportar la colaboración de We Can con Tribuna en el evento?

AF: Estoy emocionadísima. Me encantó la entrevista (que se publicó en el número 1 de la revista Más Tribuna), y cuando me propusieron esta idea me emocionó mucho. Hacéis las cosas con muchísimo cariño y esa es la base de We Can, hacer las cosas con delicadeza, apostar por lo local, y ayudar a los pequeños.