Alojamientos del Valle Amblés y los pueblos de la Paramera sufren ya los efectos del incendio en forma de anulación de reservas
Cyl dots mini

Alojamientos del Valle Amblés y los pueblos de la Paramera sufren ya los efectos del incendio en forma de anulación de reservas

Valle Amblés

Animan a mantener las reservas y destacan la "solidaridad" mostrada por muchos clientes.

Puede que no sean los más afectados directamente por el incendio que ha arrasado buena parte de la Sierra de la Paramera desde el sábado, dado el problema que existe, por ejemplo, con la ganadería, pero el turismo rural abulense ya sufre los efectos colaterales de la catástrofe originada por el fuego en un vehículo averiado en la carretera entre Navalacruz y Cepeda de la Mora.

 

Alojamientos del Valle Amblés, la Sierra de Ávila y la Sierra de la Paramera ya afrontan las primeras cancelaciones de reservas de clientes que han preferido aparcar su estancia en núcleos rurales de la provincia a raíz de la desgracia medioambiental. Los motivos que esgrimen son varios, desde los que vienen con niños y dicen que no quieren ver de cerca el paisaje quemado a los que llegaban atraídos por el senderismo y ven inviable hacer rutas por la sierra o a los que están preocupados por el abastecimiento de agua y luz. 

 

En casas rurales y apartamentos afectados impera la comprensión porque "nosotros no tenemos la culpa, pero el visitante tampoco", si bien también destacan la "solidaridad" que han mostrado muchos clientes que están decididos a cumplir con la reserva y animan a los que estén dudando a seguir su estela. 

 

Desde la plataforma SOS Turismo Rural de Ávila se realiza un llamamiento a que la gente "no cancele". "Igual que se está ayudando a los ganaderos, no queremos que nos den nada, pero pedimos a los visitantes que, en la medida de lo posible, sean comprensivos y sigan adelante con su plan", subraya su portavoz en la provincia, Julio Sánchez. Propietario de viviendas de uso turístico en Burgohondo, también destaca que muchas zonas se están viendo afectadas por las anulaciones cuando "están totalmente libres de contaminación y de los efectos más adversos del fuego", como el propio Burgohondo, Navaluenga, El Tiemblo o El Barraco.

 

Las anulaciones en los primeros días del incendio o las peticiones de una rebaja por las molestias de los días clave se entendieron porque "había carreteras cortadas, mucho humo, el aire por momentos era irrespirable y está claro que la estancia era incómoda, pero ahora la situación está más tranquila y se puede disfrutar de casi todos los atractivos naturales y patrimoniales" en zonas como el Alberche, Gredos o Iruelas, traslada. 

 

"Puede ser la puntilla"

 

En este marco, la oleada de cancelaciones que se temen para esta recta final del verano y la ausencia de llamadas para el otoño tienen muy preocupados a los propietarios, que lamentan que el devastador incendio pueda ser "la puntilla" a un año en el que "lo hemos pasado muy mal por la crisis de la covid" justo cuando "estábamos empezando a remontar el vuelo" este verano. "La imagen para el turismo rural en general es mala y si este mes no hay trabajo nos hacen polvo", señala el portavoz de SOS Turismo Rural de Ávila, quien también se acuerda de la restauración porque «en estos días también se han ido muchas vecinos de segundas residencias» y esto se notará en la actividad de muchos bares y restaurantes. 

 

En la Asociación Turismo Rural Casas de Gredos también confirman cancelaciones en la zona más afectada, la ladera norte de la Paramera, en pueblos como Rofrío, Sotalbo o Solosancho, pero también en núcleos de la ladera sur, como Navarredondilla, Navalacruz e incluso en Navatalgordo. "Mucha gente no quiere venir, algunos preguntan por alojamientos en pueblos alternativos y otros nos dicen que no se atreven a venir con niños para ver un paisaje desolador", cuentan en Casas de Gredos. "Las cancelaciones llegaron en los días clave del incendio pero también para las próximas semanas;preocupa el tema del agua y hay gente que no se quiere arriesgar", añaden. Con todo, parece que las reservas de la Sierra de Gredos se mantienen y están resistiendo al envite del fuego. 

 

Otra cosa es el Valle Amblés

 

El presidente de la Asociación Turismo Rural Casas de Gredos, Francisco Samuel Zazo, tiene una casa en Sotalbo y explica que hay de todo, desde los que han optado por cancelar a los que "han mantenido la reserva pese a todo porque quieren ayudar", pasando por "los que llaman y nos dicen que están dudando". "Yo estoy siendo claro con ellos, ni la casa ni el jardín se han visto dañados, pero el entorno.... yo lo entiendo", asegura el propietario, quien ve el principal problema "a partir de septiembre". "Lo que necesitamos a partir del otoño es que nos sigan apoyando para seguir dándole vida al pueblo", añade Francisco Samuel Zazo, quien también comenta que en estos primeros días "están desbordados" y que a los inconvenientes con las casas rurales se une la situación general del pueblo y la urgencia con los ganaderos. "Son muchas cosas, vamos a necesitar agua y quiero ponerme en contacto con los propietarios de la asociación para ver qué es lo que más necesitan en estos momentos", señala. "El problema de las reservas estará ahí, pero lo importante ahora es solucionar el día a día", remarca. 

 

Llamada desde el Barraco

 

La llamada a apoyar el turismo rural abulense también llega desde una de las zonas que no se han visto afectadas directamente por el fuego de la Paramera, como El Barraco. El Hotel Posada del Agua ha hecho un llamamiento en las redes sociales para pedir "a las personas que tienen reservas en el turismo rural de los municipios de Ávila, siempre que sea seguro, que vayan", no en vano "aunque el paisaje no sea el que era, ahora se les necesita más que nunca". "Vuestro viaje no va a ser peor por el paisaje quemado, seguimos teniendo un campo maravilloso, un patrimonio cultural fantástico y una gente encantada de recibiros y contaros todo lo bueno que tiene Ávila", añaden, para destacar que "la mejor forma de ayudar a mitigar los efectos de la tragedia medioambiental y económica que han supuesto los incendios de Navalacruz y El Tiemblo es no cancelar vuestras reservas".

 

Desde este hotel cuentan que si ellos que están fuera del radio de acción del incendio han sufrido "alguna cancelación", los alojamientos que sí están directamente afectados "tienen que haber perdido muchas reservas", de ahí esta petición de apoyo. "Ahora que nos estábamos levantando de la crisis de la COVID, esto puede terminar de hundirnos", lamentan. 

Comentarios

Tato 23/08/2021 00:17 #1
Venga todos al carro de la subvención que igual nos cae algo! Esto es como los camiones de paja, se ha abierto la veda.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: