Alimentación saludable en el embarazo, en las Jornadas Virtuales Multidisciplinares de la UCAV

Universidad Católica de Ávila.

Nueva sesión de las Jornadas Virtuales Multidisciplinares de la UCAV

La alimentación saludable en el embarazo ha centrado la primera sesión de la semana del 15 de junio de las Jornadas Virtuales Multidisciplinares que organiza la Universidad Católica de Ávila (UCAV) a través de su Gabinete de Comunicación. La profesora del Grado en Nutrición Humana y Dietética, Julia Merayo, ha englobado temas como el peso, los requerimientos nutricionales, los alimentos recomendables y menos saludables, así como la estrategia dietética a seguir para complicaciones típicas de este estado.

 

La especialista en Nutrición Clínica ha comenzado hablando de una de las preocupaciones de las embarazadas, el peso. Para una madre con un IMC normal antes del embarazo, lo ideal es ganar en 11,5 y 16 kilos. Aunque ha recordado que este dato no es una cifra exacta, sino que dependerá de la persona. “La alimentación es el doble de importante, pero no hay que comer por dos. La alimentación de la madre va  a repercutir en el bebé”. Hay que tener en cuenta que en el primer trimestre del embarazo no hay que aumentar las kilocalorías, sí en el segundo trimestre, alrededor de 300 kcal. Lo que sería igual a una pieza de fruta y un yogur. 

 

Ha mencionado algunos de los alimentos esenciales para las embarazadas como los ricos en ácido fólico –verduras, legumbres, frutas-, en vitamina B12 –huevos, pescados, carnes-. Aunque, según Julia Merayo, “lo más importante cuando comemos es el conjunto del patrón dietético, es decir, el menú”. Qué alimentos elegir y cómo combinarlos es clave para la dieta durante la gestación. Ha recomendado repartir las kilocalorías en varias ingestas, frecuentes -cinco o más-, sobre todo, para evitar náuseas o ardor.

 

Un ejemplo de un menú adecuado sería tomar un desayuno con lácteos, pan o cereal integral, acompañado de una fuente de grasa como AOVE, frutos secos o aguacate) y evitar las frutas muy líquidas para prevenir las náuseas. A media mañana, se puede optar por queso fresco con naranja, canela y nueces o frutos secos, una pulguita con una tortilla francesa. Y para la comida y la cena es necesario compatibilizar los alimentos.

 

Si consumimos pescado en la comida, en la cena alternar con pescado. Si elegimos legumbre por la mañana, podemos tomar pescado por la noche .Puede ser plato único o dos platos. Lo ideal es  consumir en todas las comidas una fuente proteica: legumbre, carne, pescado, huevo y acompañarla siempre de verduras. Los vegetales más que una guarnición deben ser de los componentes principales del plato.

 

Medidas higiénico dietéticas durante el embarazo

La profesora de Nutrición y Dietética de la UCAV, ha hecho hincapié en las medidas de higiene básicas sobre todo durante el cocinado de los alimentos. Desde un buen lavado de manos y de los alimentos frescos para evitar la contaminación en los alimentos, hasta una buena higiene en la cocina y en la nevera, principalmente, para evitar la contaminación cruzada entre los alimentos.

 

Ha señalado algunos de los alimentos con los que hay que tener especial precaución como los lácteos y quesos, en los que hay que evitar la leche cruda y optar por la pasteurizada. Al igual que con los zumos, gazpacho y salmorejo que deben estar pasteurizados. Igualmente, se deben evitar los huevos, carnes y pescados crudos. Y, en cuanto al café, limitarlo a 200 miligramos de cafeína, ya que dicha cantidad no es perjudicial para el feto.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: