Alicia García destaca la vigencia de los valores de Suárez en la presentación del libro de Rafael Ansón

Rafael Ansón, Alicia García y Miguel Ángel García Nieto, en la presentación del libro. / Fotos: Antonio S. Sánchez

La consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León ha destacado la "vigencia de la lección de diálogo y consenso" de Adolfo Suárez en la presentación del libro 'El año mágico de Adolfo Suárez', escrito por Rafael Ansón, que fue nombrado por él como director general de Radio Televisión Española.

Ante los hermanos del ex presidente abulense, fallecido hace un año, García ha destacado que Suárez es "una de las figuras más importantes de la contemporaneidad española, esencial para entender el final del siglo XX y básico para comprender cómo se pasó, en año y medio, de un régimen dictatorial a una democracia plena".

 

El libro recuerda "sin aspavientos y sin dogmatismos una época de la que queda toda una herencia que nos habló de consenso y de esperanza, de confianza en el futuro", lo que se le debe a Suárez que, "con su arrolladora personalidad, su franqueza, su lealtad y su buen hacer, legó una lección sobre cómo afrontar desde el diálogo y el consenso tiempos tan difíciles como los que le tocó protagonizar".

 

Libros como éste "evocan lo que logramos juntos y nos reafirman en el mismo objetivo de entonces, el de no perder el futuro", y se ha referido al artífice de la Transición como "un hombre con una extraordinaria capacidad política, cercano y con un gran sentido del deber".

 

La elección de Suárez como presidente del Gobierno y la explicación que da el autor de porqué fue él el elegido "tuvo mucho que ver con su osadía", que se demuestra en su elección para Consejo Nacional del Movimiento y la presentación del Proyecto de Ley Regulador del Derecho de Asociación Política, en la que se encuentra el histórico aserto del futuro presidente de "vamos a elevar a la categoría política de normal lo que al nivel de la calle es normal".

 

El libro recuerda que a Suárez "le correspondió el papel de negociación con todas las partes implicadas y ahí, su brillante personalidad y su manejo imbatible de la conversación personal, le convirtieron en el hombre ideal del rey para impulsar el proceso", ha añadido.

 

La consejera ha recordado que desde el mismo momento de su nombramiento, Suárez pensó en su amigo y colaborador Rafael Ansón como director general de Radio Televisión Española, y que "ambos tuvieron claro el papel del ente público para hacer visible la Transición" y "ponerla a trabajar a favor de la democracia".

 

Ansón rememoró los cambios que hubo en TVE, "de imagen, con caras nuevas y programas distintos, que pretendían ir generando una conciencia democrática en el telespectador".