Alerta por la venta de partidas de atún tóxico en establecimientos de Castilla y León

Atún fresco en una pescadería.

Partidas de atún fresco distribuidas desde Almería han sido retiradas por contener altos niveles de histamina; la distribución ha llegado a Castilla y León. Su consumo ha causado más de 40 intoxicaciones.

Las autoridades sanitarias han retirado en varias comunidades, entre ellas Castilla y León, los lotes de atún procedentes de Almería sospechosos de provocar intoxicación alimentaria a más de 35 personas en todo el país por la presencia de histamina. Como medida preventiva, la Agencia de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) recomienda no consumir atún comprado fresco entre los días 25 de abril y 5 de mayo.

 

El caso ha estallado en los últimos días tras conocerse que una empresa de Almería había distribuido por toda España y países extranjeros partidas de atún fresco con unos altísimos niveles de histamina que están provocando numerosas intoxicaciones en toda España. Las autoridades han registrado ya cuarenta casos, pero asociaciones como Facua advierten de que las cifras son muy superiores ya que buena parte de los afectados puede no estar acudiendo a centros sanitarios.

 

Se recomienda a los consumidores que hayan adquirido atún fresco en las últimas semanas que se pongan en contacto con los establecimientos donde lo adquirieron para preguntar si corresponde al de la empresa Garciden, en cuyo caso no deberían consumirlo. En cuanto a los usuarios que acudan a bares y restaurantes, la asociación les aconseja que si van a comer atún pregunten a sus responsables para descartar que procede de la empresa responsable de las intoxicaciones.

 

 

SÍNTOMAS

 

Todos los afectados por esta intoxicación alimentaria (histaminosis) han cursado episodios leves caracterizados por picor de garganta, rubor y sudor facial, nausea y vómitos, cefaleas y eritema cutáneo. Además, informa de que ninguno de los casos ha sido necesario el ingreso y todos han evolucionado favorablemente y se encuentran en sus domicilios.

 

El atún en el que se han detectado altos niveles de histamina ha sido comercializado en diferentes lotes por la misma empresa almeriense, Garciden. Este atún fue distribuido en las comunidades autónomas de Andalucía, Murcia, Valencia, Aragón, Castilla y León, País Vasco, Madrid y Cataluña, y a nivel europeo en Alemania, Italia y Portugal.

 

La aparición de los altos niveles de histaminas está relacionada con una mala higiene en la manipulación de los alimentos y, sobre todo, por una mala conservación del pescado, habitualmente a causa de una elevada temperatura durante periodos de tiempo prolongado. Además, resisten los procesos térmicos como los propios del cocinado.

 

La histamina es un compuesto presente de manera natural en el organismo, un vasodilatador que puede ser liberado en reacciones alérgicas. Del mismo modo, es un compuesto que puede generarse por la acción de los microorganismos que se encuentran sobre la carne de algunos alimentos, sobre todo en el pescado, al transformar las proteínas del producto alimenticio.