Cyl dots mini

Alcácer otorga la victoria al Villarreal en su visita al Qarabag

El Villarreal sumó los tres puntos ante el Qarabag (1-3) en un alocado final de partido que resolvió Paco Alcácer

El Villarreal sumó los tres puntos ante el Qarabag (1-3) en un alocado final de partido que resolvió Paco Alcácer, autor de un doblete en apenas siete minutos, y permite al equipo de Unai Emery liderar el grupo I de la Liga Europa empatado a puntos con el Maccabi Tel Aviv.

 

Alcácer volvió a llamar a la puerta de Luis Enrique. El delantero del Villarreal ha disputado 40 minutos en Europa este curso, ha marcado cuatro goles y ha dado seis puntos al 'submarino amarillo'. El acierto del jugador de Torrente se convirtió en una remontada de muchos quilates para el combinado español.

 

El Villarreal fue mejor en Estambul, escenario del partido por el conflicto azerí, y dominó a su rival desde el principio y hasta el final, pero no fue hasta los minutos finales cuando pudo asestar el golpe definitivo. En 11 minutos dio la vuelta a un partido que se había puesto muy feo para sus intereses.

 

Bacca y Rubén Peña fueron los primeros en avisar a los 15 minutos con dos lanzamientos a la madera. El ariete colombiano lo hizo con un cabezazo y el lateral abulense asustó al Qarabag con un zurriagazo que terminó en el larguero.

 

A la media hora volvió a la carga Trigueros con una falta que detuvo -no sin problemas- Magomedaliyev y nada más comenzar el segundo asalto llegó el turno de Chukwueze. El gol para el Villarreal era cuestión de tiempo, sobre todo cuando Jaume Costa se topó con el lateral de la red en otra gran combinación de los castellonenses a 20 minutos del final.

 

Sin embargo, el Qarabag -que ha perdido sus dos partidos de Europa League- se adelantó en el marcador con una gran jugada de Patrick Andrade, que culminó con una vaselina en los pies de Owusu en el minuto 78. El ariete de los azeríes batió a Geronimo Rulli sin dudar. El gol no hizo daño a los amarillos, que levantaron el vuelo en la jugada siguiente.

 

El joven Yeremi Pino, de 18 años, fue quien contestó con fiereza al gol local con una acción fantástica que puso el cuero en la escuadra. A partir de ahí llegó el 'huracán Alcácer' para poner en ventaja al Villarreal y para confirmar el triunfo más tarde. El 1-2 lo marcó tras una buena triangulación, y el segundo, de penalti tras un codazo de Abbas sobre Trigueros.

 

El Villarreal se apuntó un triunfo vital para sus aspiraciones en la Liga Europa, el primero lejos de La Cerámica, y manda en su grupo con los mismos puntos que el Maccabi Tel Aviv, que también se impuso este jueves como visitante ante el Sivasspor (1-2).