Agricultores y ganaderos abulenses se movilizan mañana en Madrid para frenar los recortes al presupuesto de la UE

Miles de profesionales del sector de toda España se darán cita frente a la sede de la UE en la capital para hacer llegar su voz a Bruselas

Los agricultores y ganaderos españoles y europeos son conscientes de que esta semana es vital para su futuro. Del resultado de las negociaciones entre los Jefes de Estado y de Gobierno de los 27 que comienzan mañana jueves depende la vida de millones de personas en toda la Unión Europea. Y es que la agricultura y la ganadería, principales actividades económicas en el medio rural, dependen en gran medida del presupuesto global de la UE, que condiciona la Política Agraria Común.

 

UPA se concentrará mañana jueves frente a la sede de la UE en Madrid, y está previsto que desde Ávila se desplacen aproximadamente 300 agricultores y ganaderos de la provincia, “para hacer llegar nuestra voz hasta Bruselas, a los pasillos de la cumbre donde unos pocos dirigentes decidirán nuestro futuro”, apunta Nacho Senovilla, secretario general de UPA-Ávila. Se espera que miles de agricultores de toda España, capitaneados por los dirigentes de UPA en todas las Comunidades Autónomas, acudan a Madrid.

 

Las ayudas de la PAC suponen, en España, alrededor del 30% de la renta agraria total, lo que da muestra de la importancia que tiene esta política (la única verdaderamente común de la UE) para el mantenimiento del sistema de producción, distribución y consumo de alimentos de todo el continente.

 

Tras el fracaso de las negociaciones presupuestarias en la cumbre del pasado mes de noviembre, UPA se encuentra “expectante y en tensión”, ante lo que pueda acontecer en ésta. El Gobierno español se ha mostrado más pesimista que en la anterior cumbre de cara a alcanzar un acuerdo, sin embargo, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, es optimista sobre las posibilidades de acuerdo.

 

UPA ha vuelto a recordar lo barata que sale la PAC a los ciudadanos europeos, pues sólo supone un 1% de los presupuestos globales de los Estados Miembros. "La PAC debe focalizar su apoyo en el agricultor y ganadero profesional que produce alimentos en su explotación y no hacia los propietarios de tierras. Creemos en una política más eficiente y justa, que beneficie a todos los ciudadanos europeos", defiende Nacho Senovilla.