Actualizado 14:53 CET Versión escritorio
Avila

Agradecen a la inspección de trabajo su actuación y esfuerzo para renovar las torretas contra incendios

Publicado el 09.08.2018

Desde la Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos de Ávila quieren agradecer a la Inspección de Trabajo de Ávila su esfuerzo continuado para conseguir que las torretas de incendios de nuestra provincia hayan podido ser renovadas de una vez.

 

Aunque todavía faltan varias de estas torretas de vigilancia por renovar, "es muy de agradecer las intervenciones que lleva realizando la Inspección de Trabajo de Ávila desde hace años para mejorar la seguridad de unos trabajadores y trabajadoras que a pesar de ser empleados públicos, se encontraban en unas condiciones de seguridad laboral más que precarias".

 

En este sentido, quieren recordar a los ciudadanos de la provincia de Ávila, que la Junta de Castilla y León no ha actuado de motu proprio invirtiendo 450.000€ en las nuevas torretas en la provincia de Ávila. Asimismo, recalcan que la administración regional ha renovado las torretas "obligada" por las actuaciones Inspectoras de la Inspección de Trabajo, originadas por las "continuas" denuncias interpuestas por UGT.

 

Desde este sindicato incidien en que a lo largo de más de diez años "hemos realizado continuas denuncias en la Inspección de Trabajo relativas a la situación pésima de las torretas de incendios de la Junta. Hemos documentado fotográficamente cada defecto, peligro y riesgo que presentaban estas construcciones en las que tienen que trabajar unos de los trabajadores más denostados por la Junta. Trabajadores con contratos fijos discontinuos de medio ambiente, con unas condiciones laborales que avergonzarían a más de un estado miembro de la Unión Europea si sus Administraciones Públicas los trataran como las nuestras".

 

Para UGT su trabajo y el de la Inspección de Trabajo de Ávila desembocó el año pasado en la prohibición a la Junta de abrir algunas de las torretas de incendios por su "lamentable estado", por lo que han recordado que es "este y no otro el motivo por el que la Junta finalmente ha hecho la inversión que debería haber realizado hace diez años para no haber puesto en riesgo la salud laboral de sus trabajadores".

 

En este sentido de la Unión General de Trabajadores quieren recordar que la situación de las torretas era tal que "a pesar de las continuas reparaciones que se han ido realizando todos los años gracias a las advertencias de la Inspección, al final no ha habido más remedio que hacerlas todas nuevas".

 

Por todo ello, insisiten en que es "indignante que ahora la Junta de Castilla y León quiera vender como una iniciativa propia la instalación de las nuevas torretas de incendios de la provincia, cuando si por ellos hubiera sido, las torretas permanecerían en el mismo estado de peligro para la salud de los trabajadores en el que se encontraban en el año 2008".

COMENTARComentarios