Afectadas cuatro personas por el escape en una caldera de la Calle Ciudad de Cáceres

Bloque desalojado este domingo.

Al menos cuatro personas tuvieron que ser trasladadas al Hospital Nuestra Señora de Sonsoles tras el desalojo del bloque de viviendas en torno a las 23.30 horas de este domingo.

Varias personas han tenido que ser trasladadas en la noche de este domingo al Hospital Nuestra Señora de Sonsoles con síntomas de intoxicación a causa de la fuga de monóxido de una caldera ocurrida en la Calle Ciudad de Cáceres de la capital abulense.

 

Según ha podido saber este periódico, los hechos tuvieron lugar en torno a las 23.30 horas en un bloque de viviendas situado en el número 8 de la citada vía, hasta donde se desplazaron efectivos de la Policía Local, Bomberos y Sacyl después de que los vecinos alertaran mediante una llamada al Servicio de Emergencias 112.

 

En el lugar, y tras el desalojo del bloque, los sanitarios tuvieron que atender a varias personas por inhalación de monóxido. Según las fuentes consultadas, cuatro de ellas - tres mujeres de 17, 26 y 57 años y un varón de 57 que llegó a perde el conocimiento-  fueron trasladadas en ambulancia al hospital.

 

Recalcan desde el Consistorio que se inició la comprobación en cada piso y así detectar la fuente de intoxicación, cuestión que se resolvió con la localización de tres calderas correspondientes a las mismas viviendas que presentan mala combustión, siendo las causantes de la proyección del monóxido de carbono.

 

Las tres viviendas mencionadas quedaron cerradas y aisladas, regresando el resto de propietarios al resto de las viviendas.

 

La Agencia de Protección Civil aconseja seguir una serie de recomendaciones para evitar intoxicaciones:

 

Los síntomas más habituales que puede presentar un paciente que sufre una intoxicación por gas son mareos, dolor de cabeza, vómitos, calambres e incluso, desvanecimientos súbitos. En caso de que alguna víctima no respire, practique la reanimación cardiorrespiratoria hasta la llegada de los servicios de emergencia.

 

Ante el más mínimo indicio de esta situación:

 

Corte el gas y evite toda chispa y focos de calor. No utilice ningún electrodoméstico que pueda generar una chispa, no encienda las luces, ni un mechero, ni toque los timbres de las puertas, podría dar lugar a una explosión.

  • Abra todas las puertas y ventanas que sea posible para facilitar la entrada de oxígeno y    la desaparición del gas venenoso.
  • Llame al 1-1-2 y explique la situación con la mayor precisión posible. Recuerde que al otro lado de la línea, hay médicos de emergencias que le indicarán cómo actuar hasta la llegada de la asistencia.
  • Recuerde que su instalación debe ser revisada periódicamente en función de la normativa vigente.
  • No obstruya ni tape las rejillas de ventilación con ningún objeto.
  • Si tiene bombona de gas manténgala en lugar bien ventilado, alejada de toda llama o fuente de ignición.
  • No deje el coche encendido en lugares cerrados

Pueden encontrar éstos y otros consejos de cómo actuar en este tipo de situaciones en la página web del 112 de Castilla y León.

Noticias relacionadas