Cyl dots mini

AECC organiza diálogos para analizar cómo afecta la COVID-19 a la investigación contra el cáncer

Pasada Marcha contra el Cáncer celebrada en la capital. (Archivo)

La asociación ha contado con investigadores, que han debatido sobre la importancia de retener el talento de los jóvenes científicos, en un acto moderado por Purificación Beltrán.

Con motivo del Día Mundial de la Investigación en Cáncer, la Asociación Española Contra el Cáncer ha organizado unos diálogos entre investigadores oncológicos para analizar cómo está afectando el impacto de la COVID-19 a la investigación en cáncer en España.

 

El acto, moderado por la periodista Purificación Beltrán, ha contado con investigadores como Dr. Mariano Barbacid o Dr. Josep Tabernero, así como la investigadora Belén Pastor o Isabel Orbe, directora dela Fundación Científica de la AECC.  Los participantes ha aportado su visión sobre España en materia de fomento y retención del talento científico, así como los retos a los que se enfrentan en esta investigación.

 

Los datos indican que en España mueren 300 personas por cáncer cada día. La AECC, consciente de que la investigación salva vidas, es la entidad privada con más proyectos estudiando el cáncer, 380 proyectos con más de 1.000 investigadores y una dotación de 70 millones de euros.

 

Barbacid, Jefe de Grupo de Oncología Experimental del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, explicó cómo ha afectado el coronavirus a la investigación en cáncer y cómo España necesita impulsar el I+D+I. “La COVID-19 ha evidenciado que tenemos que invertir en salud… hemos podido comprobar que contamos con sanitarios muy buenos, pero el sistema sanitario, a pesar de lo que creíamos, no lo es. Esto mismo ocurre en investigación, tenemos muy buenos investigadores, pero ¿de qué nos sirve si no cuentan con los recursos adecuados? La investigación ha disminuido en los últimos 10 años y no se ha recuperado desde entonces. Como mínimo, tendría que haber un incremento del 15% anual durante 5 años para volver a donde estábamos en 2010”, señala el doctor. Asimismo, indicó que solo el 14% de los fondos que recibe su proyecto son del Estado, el resto proviene de ONG, fondos europeos y farmacéuticas.

 

Orbe ha descrito los retos a los que se enfrenta España dentro del marco europeo, señalando que “nuestro país tiene que apostar más por el I+D+i para poder ser competitivos en Europa. Los investigadores deben tener un entorno adecuado para poder realizar su trabajo y esto sólo se consigue con un Plan Nacional de Investigación en Cáncer que incluya fondos, pero también una estrategia clara para la investigación en cáncer porque de ello depende la vida de cientos de miles de personas”.

 

Por su parte, Tabernero, director del instituto de Oncología del Vall d’Hebron, ha apuntado que “a día de hoy, los centros siguen ocupados por pacientes afectos de COVID y los ensayos clínicos de todas las áreas, incluido el cáncer, casi se paralizaron, aunque algunos centros han vuelto a retomar esta actividad. Pero no olvidemos que hay otra pandemia, una enfermedad que se llama cáncer y si España no reorienta la estrategia en investigación, los fondos destinados a investigar el cáncer disminuirán y no se podrá avanzar en la prevención de esta enfermedad y en un mejor diagnóstico y tratamiento de la misma”.

 

En cuanto a cómo afecta esta crisis sanitaria a los científicos jóvenes, Belén Pastor, investigadora del Instituto Valenciano de Oncología, destaca que “a los investigadores jóvenes nos dicen desde que empezamos que la investigación cuesta, porque es difícil conseguir apoyo. Gracias a la AECC he conseguido una ayuda para continuar con mi tesis, pero no tenemos financiación para el proyecto, por lo que no podemos continuar investigando. Con la llegada de la COVID-19, en el IVO la investigación en cáncer paró por completo y, a día de hoy, aun no nos hemos recuperado por completo, y no hay mucha esperanza de que nos inyecten fondos”.

 

Asimismo, mañana se celebra en Ávila la cuestación de la AECC para recaudar fondos para impulsar proyectos de investigación. Además, se puede colaborar de forma digital en la página de la AECC.