Acción de Gracias por los nuevos Santos Juan XXIII y Juan Pablo II

Con motivo de la Canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, la Diócesis de Ávila se une a toda la Iglesia universal para dar gracias a Dios por los dos nuevos Santos y Grandes Papas. Lo hará el día 13 de mayo, fiesta de la Virgen de Fátima, a las 19:45 horas

Precisamente será en el día en el que se recuerda el atentado que sufrió San Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro (ocurrido el 13 de mayo de 1981). Será una Fiesta de Acción de Gracias con la Celebración de la Eucaristía en la Iglesia Episcopal de San Ignacio a la que el Obispo de la Diócesis invita a todos los abulenses y cuantos nos visitan.

 

Al finalizar dicha celebración, Jesús García Burillo bendecirá una escultura de San Juan Pablo II que quedará ubicada en esta Iglesia Episcopal para veneración pública.

 

De todos es conocido el amor singular de Juan Pablo II hacia los Santos abulenses Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, amor del que dio testimonio a lo largo de su vida. De hecho, al Doctor Místico dedicó su tesis doctoral. Todo ello, además, en este año en el que nos preparamos para celebrar el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa.

 

La imagen del Papa polaco que se ubicará en la iglesia de San Ignacio es de madera tallada y policromada en la que San Juan Pablo II, revestido con ornamentos litúrgicos, porta en su mano izquierda el báculo con la Cruz, presentando una actitud de acogida. La altura de la escultura es de 145 cm y se halla en una peana arropada sobre una hornacina de madera tallada y
policromada de estilo clásico, abrazada por dos columnas con capitel corintio y el tercio inferior del fuste tallado. En la cartela superior está inscrito el escudo de Juan Pablo II.

 

El conjunto artístico, que alcanza una altura total cercana a los tres metros (escultura más hornacina), se ha realizado en el taller Artemartínez, taller de arte en madera y policromía de la localidad de Horche (Guadalajara).

 

Recordamos que Ávila ya cuenta desde 2012 con una reliquia de Juan Pablo II (fue, tras Madrid, la segunda diócesis de España que recibía una reliquia del Pontífice ahora canonizado). Se trata de un trozo de tela con sangre de la sotana que vestía el día del atentado que casi le cuesta la vida, cuando el turco Ali Agca disparó contra él mientras saludaba a los fieles en la Plaza de San Pedro (13 de mayo de 1981).

 

Esta reliquia llegó a la diócesis abulense el 28 de enero de 2012, de manos del postulador de la Causa de Canonización del Papa polaco, monseñor Slawomir Oder. Él mismo explicaba ya entonces que Ávila recibía esta reliquia por "deseo del obispo", pero sobre todo debido al "sentido carmelita de Juan Pablo II,que estaba muy vinculado a San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús"; de hecho, aseguró que el Papa Wojtyla "siempre decía en su biografía que se sentía carmelita de corazón".

 

La reliquia está situada en un relicario en forma de custodia, tiene un tamaño aproximado a una moneda de dos céntimos, y a su alrededor puede leerse: "Es sanguine beati Joanni Pauli II Papae" (puesto que cuando la recibió la diócesis, Juan Pablo II aún era beato). Esta reliquia puede venerarse en la Catedral del Salvador, en la conocida como "Capilla de la Virgen Blanca", junto a una imagen de la Piedad, otra de Santa Teresa, la Virgen de la Caridad y Jesús Sacramentado.