Abrazos solidarios y platos rotos para protestar contra el cierre de la hostelería
Cyl dots mini

Abrazos solidarios y platos rotos para protestar contra el cierre de la hostelería

Protesta de la Federación Abulense de Hostelería este martes.

La Federación Abulense de Hostelería vuelve a protestar contra las medidas de la Junta de Castilla y León que incluye el cierre del interior de los establecimientos hosteleros

Como cada martes, los hosteleros abulenses han vuelto a salir a las calles de Ávila para protestar contra el cierre del interior de los establecimientos en la región, una medida que como anunciaba la Junta se prorrogará hasta el 9 de febrero de momento.

 

Convocados de nuevo por la Federación Abulense de Hostelería, organización integrada en Confae, propietarios y trabajadores volvieron a protestar ante la delegación territorial de la Junta de Castilla y León y la Subdelegación del Gobierno en la capital abulense para intentar salvar a un sector que se encuentra actualmente entre los más perjudicados por las consecuencias de la pandemia del Covid.

 

En esta ocasión, además de romper un plato en señal de disconformidad, todos ellos han dedicado abrazos a los demás compañeros de hostelería que también están atravesando momentos complicados, y que como han expresado en un escrito, supone “la mejor forma que tienen las personas de demostrar que están ahí, que mientras esos brazos te rodeen, nada malo te puede pasar”.

 

En el trascurso de la manifestación, el presidente de la Federación Abulense de Hostelería, Víctor Rodríguez, ha tildado de “nefasta” la gestión de la Junta de Castilla y León de la pandemia, y que según él  “ha repercutido en que a pesar de ser de las comunidades más restrictivas tenga uno de los peores datos de todas las autonomías”.

En este sentido, Gómez cree que las consecuencias de las decisiones de la institución regional “deberían repercutir en los puestos políticos”, pero considera que “al final la hostelería está siendo demonizada, por lo que cree que y “están pagando los platos rotos” con cierres “sin base científica y sin ningún criterio”.

 

El responsable ha recordado que la asociación que él preside cada vez esté más unida. “Somos más y no vamos a parar porque hay muchos compañeros que no pueden aguantar más”, ha afirmado. Por lo que cree que desde la unidad todos ellos tienen la “obligación y responsabilidad” de seguir luchando, “porque no nos queda otra”, ha finalizado.