A veces la mejor temporada se trunca por la adversidad

Alberto Muñoz un candeledano, que además de estudiar Inef es un gran atleta, se encuentra esta temporada en el dique seco por dos lesiones y la infección en una muela del juicio, en resumen tres meses sin entrenar

A priori el año que estaba en mejores condiciones durante el invierno, según nos comenta Alberto, ya que los meses de entrenamiento iban siendo progresivamente mejor física y psíquicamente, aunque esto último todavía es un poco asignatura pendiente, puesto que según nos explica es muy importante en el atletismo que el propio atleta se lo crea, “me cuesta pero esta temporada daba buenas sensaciones”.

 

 

Todo se truncó el 16 de mayo justo al comienzo de la temporada en pista al aire libre, ya que se hizo una microrrotura del bíceps femoral para seguir con un calvario de tres meses,  justo lo mejor de la temporada de campeonatos importantes como el de España.

 

En estos días ya recuperado ha reaparecido en el Meeting de Madrid donde quedo en tercer puesto, lugar muy bueno ya que salía de una lesión y no estaba al cien por cien.

 

 

Lo que resta de temporada participará en la Milla de Candeleda,  por ser de la localidad y llevar el  nombre de la villa en su equipación, y lo hará perteneciendo al Club de atletismo de Alcorcón.

 

La pasada temporada quedo entre los diez primeros de España. Esta temporada, como el mismo nos dice, “miraremos el lado positivo de las cosas ya que he tenido más tiempo para estudiar puesto que es el segundo año de carrera y el más duro,  también he disfrutado más de mi pueblo de la familia y amigos”.

 

También quiere dar las gracias a su entrenador, Arturo Martin,  junto con los compañeros del club Alcorcón “que son mi segunda familia, darles las gracias a todos para seguir hacia adelante e intentar que en la siguiente temporada este mejor y pueda quedar dentro de los tres primeros de mi categoría”. A la vez de poder participar en todas las grandes pruebas en pista abierta, porque “en pista cubierta no me gusta competir ya que es más estratégico y me entreno en pista al aire libre en Moratalaz y el centro de alto rendimiento de Madrid”.

 

 

Mientras se entrena y recupera en verano Alberto sale con sus amigos y trabaja junto con otro compañero de estudios emprendiendo una faceta nueva como es la de empresarios ya que han comenzado un proyecto de crear un campamento urbano para niños en las instalaciones del camping municipal de Candeleda dando clases de natación, tenis, atletismo,  marchas con bicis, acampadas y un largo etceteras de actividades.

 

Esperamos que siga siendo este gran campeón y atleta de elite. además de una gran persona.