A disposición judicial por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia y otros tres por dar positivo

Tres de los conductores en cuestión dieron positivo en las pruebas de alcoholemia y el cuatro se negó de forma reiterada a realizaras.

La Policía Local ha puesto a disposición judicial a cuatro conductores durante el pasado fin de semana. Tres de los conductores en cuestión dieron positivo en las pruebas de alcoholemia y el cuatro se negó de forma reiterada a realizaras.

 

El día  14 de abril, a las 4.20 horas, cuando se realizaba un control preventivo de alcoholemia en  la Calle San Pedro del Barco, uno de los conductores muestreados, ha arrojado un resultado altamente positivo. Por ello fue puesto a disposición judicial, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico. Se trata de N.P.S., vecino de Ávila, de 52 años de edad.

 

Por su parte, el día 15 de abril, a las 2,00 horas, cuando se prestaba servicio en la Avenida de Madrid, en materia de seguridad vial, se ha observado cómo el conductor de un vehículo incumplía el reglamento de circulación. Dicho conductor fue requerido para corregir la infracción, comprobando los agentes que presentaba síntomas evidentes de conducir influenciado por bebidas alcohólicas. Por esta razón se le realizaron las pruebas de detección, que arrojaron un resultado altamente positivo. Por ello se procedió a su puesta a disposición judicial, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, a quién resulto G.J., vecino de Ávila, de 37 años de edad.

 

También el día 15 de abril, a las 5.50 horas, la Policía Local realizaba un control preventivo de alcoholemia en la Calle Hornos Caleros. En dicho control, uno de los conductores muestreados, al invitarle a realizar las correspondientes pruebas de detección alcohólica, se negó de forma reiterada a hacerlas.  Ante esta situación los agentes procedieron a su puesta a disposición judicial, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, a quién resulto ser C.A.G.N., vecino de Ávila, de 46 años de edad.

 

Finalmente este mismo día a las 9.30 horas, cuando se prestaba servicio de vigilancia en la Calle Bilbao, los policías han observado que el conductor de un vehículo cometía una infracción de tráfico. Por esta razón fue requerido para corregir la misma, comprobándose que presentaba síntomas de conducir influenciado por bebidas alcohólicas. Se le practicaron las pruebas de detección. Estas arrojaron un resultado altamente positivo. Por ello se procedió a su puesta a disposición judicial, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, a quién resultó ser Z.J.M.M., vecino de Ávila, de  28 años de edad.