204 perros, 76 gatos, varias aves rapaces y un erizo, censo actual de la Protectora Huellas

El Ayuntamiento de Ávila y la Protectora de Animales Huellas han firmado un convenio de colaboración. (Foto: Carlos Jiménez).

Esta entidad abulense ha firmado un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Ávila por valor de 42.000 euros.

Desde hace 25 años, ningún animal que se abandona o se pierde en el término municipal de Ávila capital queda a su suerte gracias a la labor que desarrolla la Protectora de Animales Huellas, una entidad que comenzaba cuidando una veintena de perros.

 

Aquellos inicios en una finca situada a las afueras de la ciudad en 1994 se han trasformado en una protectora de animales que acoge, según su último censo realizado este pasado mes de julio, 204 perros, 76 gatos, varias aves rapaces y un erizo.

 

En la mañana de este jueves, Isabel Martín y Begoña Carral, presidenta y vocal de la Protectora de Animales Huellas, respectivamente, han asistido al Ayuntamiento de Ávila para firmar junto al alcalde de la capital amurallada, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, quien ha estado acompañado por Juan Carlos Corbacho Martín, teniente alcalde de Urbanismo, Patrimonio y Medio Ambiente, un convenio de colaboración entre esta entidad y el Consistorio abulense.

 

Gracias a este acuerdo, el Ayuntamiento aportará 42.00 euros a Huellas para "ayudar a cubrir sus necesidades", como la recogida de animales o las campañas de esterilización, entre otras, ha explicado Sánchez Cabrera, tras agraceder el trabajo que realizan en la protectora sus cinco trabajadores y sus decenas de voluntacios, además de la colaboración que llevan a cabo junto a los agentes de la Patrulla Verde de la Policía Local de Ávila.

 

Ningún animal abandonado ni sacrificado

 

En este sentido, la presidenta de Huellas ha agradecido al Ayuntamiento por "confiar en esta humilde asociación" con la firma de un convenio que "ayudará" a realizar las labores de cuidado de los animales que se encuentran en estado de abandono, maltrato o pérdida en la capital.

 

"Sin los voluntarios sería imposible llevar a cabo nuestra labor", ha destacado Isabel Martín, tras recordar que su tasa de sacrificos es cero e invitar a los abulenses a que se acerquen a la Protectora de Animales Huellas, situada antes de llegar a Naturávila (CL-505, km 4, 2009), y "adopten".

 

Jesús Manuel Sánchez Cabrera e Isabel Martín. (Foto: Carlos Jiménez).