120 peregrinos culminaron las segundas Jornadas Teresianas de Peregrinación, entre Papatrigo y Rivilla de Barajas

Peregrinos participantes en la segunda ruta teresiana. (Foto: Ana Velázquez)

Por el camino los peregrinos pudieron visitar diferentes rincones religiosos emblemáticos de la zona de La Moraña

Más de  120 peregrinos han participado en la segunda marcha de las II Jornadas Teresianas de Peregrinación y Cultura este sábado 11 de mayo, en la que los participantes han recorrido el tramo que discurre entre las localidades de Papatrigo y Rivilla de Barajas de la ruta De la Cuna al Sepulcro.

 

A diferencia de la primera marcha, donde el tiempo era frío, y con un poco de nieve, este sábado se preveía una jornada buena para caminar, con sol pero no mucho calor, hasta el último tramo del camino. Eran las 8 de mañana cuando los primeros peregrinos ya se concentraron en la plaza del Ayuntamiento de Papatrigo. Después de desayunar y pasar el control de inscripciones, se recibió la bendición del peregrino y comenzaron a caminar.

 

Acompañados de voluntarios de protección civil de Arévalo, se llegó a Narros de Saldueña, y un pequeño refrigerio hizo tomar fuerzas para visitar su Iglesia Parroquial y el castillo del Conde de Montellano. De nuevo en marcha para recorrer el camino que lleva hasta Collado de Contreras. Allí fue el avituallamiento, el descanso un poco más largo y una visita a la magnífica Iglesia  de Nuestra Señora de los Dolores y su bello retablo mayor.

 

Ya pasado mediodía, los peregrinos llegaron a Fontiveros, donde fueron recibidos en unos de los lugares emblemáticos de la ruta: la Iglesia Casa Natal de san Juan de la Cruz. Un último refrigerio para poder realizar los últimos dos kilómetros, ahora ya con un poco de calor.  En Rivilla de Barajas esperaba la recompensa de terminar con bien el camino. Los peregrinos fueron recibidos por los alcaldes de Rivilla, Anselmo Sanz Coll, y Mancera de Abajo, Juan Carlos Zaballos,  el diputado provincial de la zona Mariano Robles, el procurador de las cortes de CyL, Vidal Galicia, y la jefa de servicio territorial de Medio Ambiente, Rosa san Segundo.

 

Después una buena comida a base de paella y carne guisada. A las cinco de la tarde, en la Iglesia de Sta. María Magdalena, los peregrinos asistieron  a un recital de piano y flauta, a cargo de Fernando Simón-Moretón y terminaron el día visitando el museo etnográfico de Anselmo Partearroyo. Fueron 19 kilómetros en los que los ayuntamientos de las localidades por la que discurren se vuelvan en atender a los peregrinos, ofreciéndoles el desayuno, refrigerios, avituallamientos, y las actividades culturales.

 

Este modelo de realizar todo el camino teresiano “De la cuna al sepulcro” se llevó a cabo por vez primera el año pasado, con motivo del Año Jubilar Teresiano. Son cinco marchas programadas en las que se recorre esta ruta teresiana, siguiendo los pasos de Teresa de Ávila, peregrinando con el objetivo de llegar a la meta y conocer las zonas de las provincias de Ávila y Salamanca por las que discurre. El 8 de junio será la tercera de las cinco jornadas entre Narros del Castillo y Peñaranda de Bracamonte.